Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:moda

Ropa y deporte, más allá del polo de tenis

Una muestra del museo Victoria & Albert elige el chándal como la gran influencia en la moda actual

El deporte busca el relumbrón de las pasarelas, y la moda, la tierra de las canchas. Hace tiempo que se difuminaron los límites entre las dos disciplinas. El calzado deportivo es objeto de culto y coleccionismo. Y la rivalidad entre Nadal y Federer se explica automáticamente con el uniforme de guerrero del primero y la pulcritud retro del segundo.

Esta historia de mutua fascinación es explorada por la muestra Fashion V sport, organizada por el museo Victoria and Albert de Londres.

"El deporte constituye la principal influencia en la moda actual, sobre todo en la masculina", asegura la comisaria de la exposición, Ligaya Salazar. "Se trata de un fenómeno contemporáneo por su carácter masivo, pero las relaciones entre moda y deporte se remontan años atrás", comenta.

Stella McCartney ha creado una línea para Adidas con nuevos tejidos

Ahora los medios representan a los deportistas con una carga sexual

Hay quien dice que esta gran amistad nació cuando a mediados del siglo XIX el duque de Norfolk diseñó una elegante chaqueta de tweed que resistiera la actividad física de su vida en el campo. Desde entonces, ha tomado innumerables formas. Hemos visto a Coco Chanel irrumpiendo en los salones parisienses con camisas de polo, los diseños de Emilio Pucci descendiendo por pistas de esquí y a Björn Borg y George Best marcando tendencia. El entramado de influencias mutuas se ha ido cerrando progresivamente: hoy los diseñadores experimentan con tecnología deportiva y la ropa de deporte no se resigna a ser estrictamente utilitaria. Stella McCartney, con su línea para Adidas, conoce de primera mano esta fusión creativa. "En Adidas me propusieron que trabajase sobre sus diseños originales. Yo, en cambio, quería tener acceso a materiales y tejidos que normalmente no utilizo", declaró tras la presentación de su última colección para la firma deportiva en Londres

La exposición Fashion V sport, en lugar de clasificar o realizar un riguroso recorrido histórico, insinúa ideas y sugiere direcciones. Una de las pistas apunta al fenómeno que el periodista Mark Simpson (considerado el inventor del término metrosexual) denomina sporno. Simpson cree que recientemente los deportistas han empezado a ser representados en los medios de una manera abiertamente sexual.

La publicidad ha conseguido que socialmente sea más aceptable que los hombres admiren otros cuerpos masculinos. Como ejemplo pone al futbolista David Beckham posando en ropa interior para Armani. Se trataría de una estética posmetrosexual, que como observa Simpson en el catálogo de la exposición, "descaradamente toma prestados elementos del porno gay" para mantener vivo el deseo consumidor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de octubre de 2008