Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:24 HORAS EN... MELBOURNE

'Pic-nic' entre canguros

Una intensa jornada en Melbourne, entre fachadas victorianas y rascacielos. Bares de moda y restaurantes cantoneses. Y parques donde fotografiarse con los animales que simbolizan Australia

Cada día tenemos cuatro estaciones", comenta la gente de Melbourne, después de Sydney la segunda ciudad más importante de Australia, con casi cuatro millones de habitantes. Y es que puede amanecer con sol, a mediodía llover, por la tarde soplar viento y por la noche hacer mucho frío. Cómoda, moderna, cosmopolita, bañada por el río Yarra, Melbourne desprende cierto aire bostoniano. La ciudad destaca por sus rascacielos, jardines y una perfecta red de comunicaciones ferroviarias. Una leyenda asegura que cuando la actriz Ava Gardner rodó aquí en 1959 la película La hora final se quejaba de lo aburrido y soso que era Melbourne. Ahora desde luego no es así, pues la ciudad ofrece animados cafés y zonas nocturnas, además de festivales de música y teatro.

9.00 Pasado y futuro

Junto al río Yarra, la Flinders Street Railway Station (1) es el lugar ideal para iniciar la visita. Esta estación de tren, construida en 1907, es un hervidero de gente y lugar de encuentro. Para recorrer la ciudad, lo mejor es utilizar la red de autobuses, trenes y tranvías; hay uno de ellos gratuito y para los turistas (Free City Circle Tram Route (2), www.metlinkmelbourne.com.au) que circunvala el centro histórico. Tras dejar la estación, se puede visitar la Saint Paul's Cathedral (3), iglesia neogótica terminada en 1892 y sede de la iglesia anglicana que destaca por sus techos de madera. Enfrente está el Young & Jackson (4) (esquina de las calles Swanston y Flinders; www.youngandjackson.com.au), uno de los pubs más antiguos de Melbourne.

La siguiente parada es una maravilla de plaza con un pronunciado desnivel con modernos edificios de zinc, cristal y arenisca, y en la que destaca una gran pantalla en la que se proyectan documentales y vídeos. Es la Federation Square Complex (5), que alberga, entre otras cosas, el Melbourne Visitor Centre y el Australian Centre for the Moving Image (www.acmi.net.au; diario, de 10.00 a 18.00; jueves, hasta las 21.00; gratuito), museo dedicado al cine, la televisión y los medios digitales.

10.00 Paseo por la City

Cruzamos de nuevo la Flinders Street y nos encontramos de lleno en el barrio central de negocios (CBD) - F, donde se combinan los edificios de fachadas victorianas con rascacielos futuristas. La integración de lo antiguo con lo moderno sorprende. Para dar un paseo por el Melbourne auténtico y genuino, la City, debemos recorrer la Swanston Walk. Podemos girar a la izquierda por Collins Street. Para encontrar la moderna galería comercial de Australia-on-Collins (7) (www.australiaoncollins.com.au; 260, Collins Street) y la elegante Block Arcade, construida en la época de la fiebre del oro de la década de 1880 y restaurada en 1988, que destaca por sus suelos de mosaico, el decorativo techo abovedado y las pequeñas tiendas. En la misma calle, en dirección contraria, está el Ayuntamiento (8) (Town Hall), y al final de la calle, en Spring Street, el Old Treasury Building (9), construido en 1857 para guardar las riquezas de las minas de oro. En la actualidad se puede visitar una muestra de la historia del Estado de Victoria, cuya capital es Melbourne. Un poco más arriba, en la misma calle, se encuentra el elegante Parlamento de Victoria (10), con su fachada neoclásica. Y enfrente, el Windsor Hotel (111, Spring Street; www.thewindsor.com.au), de 1883, donde se redactó la Constitución de 1900.

13.00 Entre Chinatown y los parques

Es la hora del almuerzo para los turistas, ya que los lugareños comen un poco antes. Tenemos dos opciones. Adentrarnos en el Chinatown (11) (Little Bourke Street) que está detrás del hotel y disfrutar de cualquiera de los numerosos restaurantes asiáticos de esta calle. Es recomendable ir a Flower Drum (17, Market Lane; 0061 3 96 62 36 55), uno de los mejores restaurantes cantoneses (es imprescindible reservar mesa). En Australia, en la mayoría de los restaurantes el vino se puede traer. La otra opción para comer, si el tiempo es propicio, es comprar algo y hacer un pic-nic en los parques. Cerca está el Carlton Gardens (12) (Victoria Street), donde se visita el enorme edificio con cúpula que fue sede de la Gran Exposición de 1880 y acercarse al modernísimo Melbourne Museum (http://museumvictoria.com.au/melbournemuseum; abre a diario de 10.00 a 17.00), inaugurado en 2000, con una interesante exposición sobre cultura aborigen. Otro lugar para tomar el pic-nic es el Royal Melbourne Zoological Gardens (13), en el que destaca su jardín botánico (a tres kilómetros del Queen Victoria Market), al que se puede ir en los tranvías 55 y 56 desde William Street. En este parque, uno puede pasear y fotografiarse entre canguros y koalas.

16.00 El río Yarra y sus jardines

Para pasar la tarde podemos optar por un plácido paseo por la orilla del río Yarra. Para ello debemos volver a la Flinders Street. Cruzaremos el río por el Princes Bridge para ir a la Saint Kilda Road, una avenida amplia y arbolada que asciende hacia el Shire of Remembrance (14), un monumento sombrío en memoria de los caídos en la I Guerra Mundial. Este paseo conduce a la elegante zona de Southgate (15), donde se contempla una de las mejores vistas de la ciudad. La rehabilitación de este barrio, acometida en 1990, fue el primer intento de integrar el río dentro del paisaje urbano; ahora el resultado es una zona de amplias avenidas con hoteles de lujo, tiendas de moda, restaurantes, bares y el Acuario (www.melbourneaquarium.com.au). Cerca están los jardines Alexandra Gardens, Queen Victoria Gardens, Kings Domain y los Royal Botanic Gardens (16) (www.rbg.vic.goy.au); este último, con robles centenarios y varios estanques, tiene una superficie de 40 hectáreas. Durante las noches de verano, de diciembre a marzo, el jardín es escenario de representaciones teatrales, cine al aire libre y conciertos. Lo mejor para recorrerlo es coger el sendero Tam -de 4,8 kilómetros- o contratar alguna visita guiada.

19.00 Vistas desde el cielo

Al atardecer es ideal subir a las Rialto Towers, de la década de los ochenta. Para ello tendremos que volver a la Flinders Street y caminar hasta King Street. En la Collins Street se alza la base de estas torres hermanas donde es posible, si ascendemos a la planta 55, ver una magnífica vista panorámica de toda la ciudad. No obstante, el edificio más alto con vistas es la Eureka Tower (17) (www.eurekatower.com.au/main.cfm), en Southbank. Tras la puesta de sol, impresionan las vistas de las oficinas de los rascacielos iluminadas. Bourke y Collins son las principales calles comerciales, aunque en los últimos años se han puesto más de moda el Melbourne Central Mall (18) de La Trobe Street. Y por la noche, si quedan energías y uno es amante del juego y de los espectáculos, por la orilla sur del Yarra, lo mejor es terminar el día en el Crown Casino (19) (www.crowncasino.com.au), el más grande de Australia, inaugurado en 1997 y que emula a los de Las Vegas o la Gold Coast australiana. Pero la mejor opción para tomar una copa es ir a King Street (20), entre Flinders y Bourke, donde están la mayoría de las discotecas del centro.

Más propuestas e información práctica para planificar tu viaje en la Guía de Australia

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de octubre de 2008