La BBK y la Kutxa mejoran sus resultados en plena crisis

La BBK y la Kutxa coincidieron ayer al presentar los resultados del tercer trimestre del año. En plena crisis financiera, en medio del desplome de los mercados de valores y con el anuncio diario de alguna entidad financiera entrando en crisis, las dos entidades presentaron su mejor cara. El beneficio de la BBK a finales de septiembre ascendía a 258,3 millones de euros, un 12,2% más que en los nueve primeros meses del pasado año. La caja guipuzcoana presentó un crecimiento más modesto, el 3,5%, hasta alcanzar los 147,2 millones de euros.

Pero a las dos cajas, que buscan casi desesperadamente su integración, les interesó ayer trasladar una imagen de solvencia que les librara de la corriente de pánico que recorre los mercados financieros. En sendas notas de prensa apostaron por sacar a la luz aquellas cifras que mejor muestran la solvencia de su balance.

La BBK muestra un ratio de solvencia de un 21,2% y una tasa de morosidad del 1,16%, cuando la media del sector en España se halla en el 2,15%. Pese a la mala fama que las agencias de rating y los analistas arrastran en un mercado en caída libre, la BBK recurrió ayer a ellos para afianzar sus datos. La revista Bankers ha asegurado, según la entidad, que la caja vizcaína es la "más solvente del sistema financiero español".

Morosidad

La Kutxa registra un índice de morosidad de un 1,34% y para mostrar su solvencia recurrió a la cobertura sobre activos dudosos, que a 30 de septiembre era de un 175,71%, "uno de los más altos del sistema". La caja guipuzcoana procuró destacar su solvencia sin dar cifras, pero sí esbozó como prueba de su liquidez que no tiene "ningún vencimiento [de deuda] que atender en los próximos años, hasta 2012". La relevancia de esta afirmación estriba en la ausencia de confianza en los mercados y la falta de liquidez. Gran parte de las entidades que entran en crisis lo están haciendo por la incapacidad de lograr dinero para atender sus operaciones. Además, pese a las medidas impulsadas por las autoridades monetarias (bancos centrales) y los gobiernos para insuflar liquidez y confianza, el dinero sigue caro y es un bien escaso. Estar cubierto hasta 2012 es una garantía.

Ambas cajas reflejan en sus notas de prensa una situación favorable que choca un poco con la tesis que desde instancias políticas se ha trasladado de que la crisis hace más necesaria la integración. La fusión de las dos crearía una entidad más potente, pero las entidades, según sus propios datos, pueden sobrevivir sin integrarse.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 10 de octubre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50