Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cavadas extirpa un tumor gigantesco a una niña de 14 años

Adalis, una niña venezolana de 14 años, fue intervenida quirúrgicamente a mediados de septiembre por el cirujano Pedro Cavadas, quien le extirpó un "tumor gigantesco" que tenía en la pared torácica y afectaba a estructuras importantes de su organismo, lo que podía haber provocado su muerte.

Adalis, q ue llegó a Valencia el pasado 31 de agosto y fue operada el 16 de septiembre, es hija de un colaborador del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, quien se interesó personalmente por el caso e incluso financió la operación, que se ha realizado en la Clínica Virgen del Consuelo de Valencia.

Pedro Cavadas explicó que la madre de la pequeña se puso en contacto con él a través de Internet para consultarle el caso, ya que la niña tenía un tumor desmoide gigantesco en la pared torácica, un tumor localmente agresivo pero que no provoca metástasis y cuyo único tratamiento es quirúrgico.

En Venezuela la niña había sido operada tres o cuatro veces, pero los médicos "habían pensado que no se podía tratar", comentó el cirujano.

Durante la intervención quirúrgica en Valencia a la niña se le quitó la pared torácica izquierda, la mitad del pulmón izquierdo y una de las arterias que sale de la aorta.

En la actualidad la niña evoluciona bien, según Cavadas, quien ha señalado que si el tumor volviera a reproducirse se le ofrecería un nuevo tratamiento. "No se puede dejar que muera por una enfermedad que no es maligna", ha asegurado Pedro Cavadas, quien ha indicado que cuando el tumor llega a un tamaño que afecta a estructuras importantes del organismo la única solución es la cirugía agresiva.

Si la evolución de Adalis es positiva en los próximos días se le podría dar el alta a final de la próxima semana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 6 de octubre de 2008