Santana Motor parará la producción de coches cinco meses por la crisis

La empresa se plantea demandar a Suzuki por incumplimiento de contrato

La dirección de Santana Motor en Linares (Jaén) comunicó ayer oficialmente al comité de empresa que va a presentar un expediente de regulación de empleo (ERE) que afectará a los 350 trabajadores de su rama de automoción y que se extenderá durante 100 días laborables que se repartirán durante un año. La empresa, propiedad de la Junta de Andalucía, argumenta esta medida para amortiguar las pérdidas derivadas de la caída de la producción por la situación de recesión del mercado internacional de la automoción, con una reducción media de las ventas del 30%. Los sindicatos han recibido la noticia como un jarro de agua fría y alertan del efecto dominó que este ajuste laboral puede tener también entre los 3.000 trabajadores de la industria auxiliar.

La empresa linarense, que había remontado el vuelo en los últimos años tras aplicar la Junta un plan de diversificación industrial -ahora también fabrica vagones de metro, aerogeneradores y otros vehículos industriales-, se ha visto arrastrada por la grave crisis de la automoción, que ha llevado a otras compañías como Ford, Renault, General Motors o Iveco a aplicar recortes de plantilla. En el caso de Santana se da la circunstancia de que no fabrica vehículos propios, sólo los derivados de los contratos con Suzuki, Fiat Iveco y los del modelo militar Aníbal para el Ejército. Pero la producción ha caído en las últimas semanas hasta unos niveles que la empresa considera "insostenibles": 21 coches (10 para Suzuki, seis para Fiat y cinco para el Ejército).

En el caso de Suzuki, la situación se agrava si se tiene en cuenta que a partir de enero no hay ningún pedido. Y esta circunstancia ha causado estupor entre los responsables de Santana, máxime si se tiene en cuenta que el pasado año se acordó optimizar la producción del todoterreno Jimny y ampliar la licencia de fabricación hasta septiembre de 2009.De ahí que el presidente de Santana, José Manuel Muriel, anunciase ayer que se están planteando demandar en los tribunales a la multinacional japonesa. "Creemos que están repercutiendo toda la reducción del mercado en la planta de Linares, y no en la que tienen en Japón y eso es incumplir el acuerdo firmado", sentenció Muriel.

Si se tiene en cuenta que la fabricación del modelo Aníbal para el Ejército concluirá en el mes de noviembre, Santana quedaría a partir de enero con producción de seis vehículos al día y unas pérdidas inasumibles.

"El ERE es la única solución que hay para salvaguardar el plan de diversificación industrial y el futuro de Santana", declaró el presidente de Santana. La intención de la empresa es que el ERE entre en vigor el 1 de diciembre y afecte a los 350 trabajadores de la rama de automoción durante un espacio de 100 días laborables extendidos a lo largo del próximo año.

La dirección se compromete a pagar a los trabajadores hasta el 80% del salario neto. La medida fue avalada por la consejería de Innovación, Ciencia y Empresa, de la que depende Santana: "Ha sido una decisión absolutamente responsable", dijo desde Granada el consejero Francisco Vallejo, tras justificar que "el erario público no puede pagar" las pérdidas de Santana.

Efecto en los proveedores

Pero la preocupación por el ERE se extiende también a la incidencia que puede tener para los 3.000 trabajadores de las 212 empresas proveedoras de Santana, muchas de las cuales tienen a la compañía de Linares como único cliente.

Para hoy martes se ha convocado una reunión con la industria auxiliar para analizar las consecuencias. "Van a tener que tomar medidas similares a las de Santana, porque con seis vehículos producidos al día no podrán subsistir", advierte José Manuel Muriel

Entre los sindicatos la medida ha causado sorpresa y no ocultan su inquietud por el futuro laboral. "Hay que respetar las garantías salariales y sociales de los trabajadores", señala Francisco Ballestero, de CC OO; "no se puede mermar el poder adquisitivo de los empleados", agrega Enrique Martínez, de UGT. Entre el comité de empresa se muestra el temor por el "efecto dominó" que el ERE puede tener sobre el parque de proveedores de Santana.

La crisis de Santana ha saltado al ámbito político. El presidente del PP andaluz, Javier Arenas, acusó al PSOE de estar haciendo de Andalucía un "desierto industrial", y dejó claro que este ERE no puede ser tratado como cualquier otro al ser una empresa a la que se ha destinado recursos públicos.

El vicesecretario general del PSOE de Andalucía, Luis Pizarro, tildó al PP de "deleznable" y de "miserable" por vincular la crisis de Santana con la situación de los ex trabajadores de Delphi, informa Europa Press. Luis Segura, coordinador de IU en Jaén, dijo que "Linares no está para este tipo de medidas, pues tiene 6.000 parados".

Trabajadores de Santana Motor, ayer, en la cadena de montaje.
Trabajadores de Santana Motor, ayer, en la cadena de montaje.JOSÉ MANUEL PEDROSA

Los datos

- Producción actual. 23 vehículos al día de los modelos Aníbal, Jimmy y Massif.

- Plantilla. 540 trabajadores (en los años noventa llegó a tener 4.000) son de la rama de automoción y el resto de la CAF, Iturri y Aemsa.

- Facturación. En 2007 tuvo una facturación de 95 millones, un 26% menos que en 2006, una producción de 6.442 vehículos y pérdida por 12,7 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 29 de septiembre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50