Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
11 Congreso del PSPV-PSOE

La bronca de Blanco

Si Leire Pajín, secretaria de Organización, y José Blanco, vicesecretario general del PSOE, tuvieron en alguna ocasión discrepancias sobre cómo afrontar el proceso de renovación del PSPV, ayer las disimularon muy bien. La sintonía entre ambos fue total. José Blanco tuvo palabras muy duras para quienes se habían dedicado a poner palos en las ruedas a la estrategia de la dirección federal. Fuentes socialistas afirman que hasta el mismo Joan Lerma tuvo que oírse palabras en las que quedaba claro el disgusto del vicesecretario general por el papel que había desempeñado durante todo el proceso.

Blanco, en su intervención ante el plenario del congreso, no se cortó a la hora de señalar a Ximo Puig como el responsable de la división interna del partido. Primero, instó a los delegados a "acabar con las bromas y con los experimentos", para a continuación recordar al alcalde de Morella su "enorme responsabilidad en que este congreso acabe bien". Las palabras de Blanco le sentaron fatal a Puig quien, poco después, durante una comida que mantuvieron los dos junto con Leire Pajín y Jorge Alarte, se quejó de las acusaciones que se le habían hecho en público. La tensión durante el almuerzo, según diversas fuentes, fue muy elevada. Hasta el extremo de que se atribuye a Puig la frase de que no se levantaba de la mesa por respeto a Alarte. El candidato derrotado afirmó que él no iba a boicotear al nuevo secretario general, pero recordó que la elaboración de la nueva ejecutiva era responsabilidad de Alarte.

El 'número dos' de Zapatero pide a Puig que actúe con responsabilidad

Antes de la comida, el vicesecretario general del PSOE, ya le había recordado a Puig la responsabilidad con que José Bono había actuado cuando fue derrotado por Zapatero y la autonomía con la que el actual presidente del Gobierno había confeccionado su ejecutiva. Blanco reiteró en público el "respeto" con que había actuado la dirección del PSOE en el proceso precongresual de los socialistas valencianos, recordando que "cuando las cosas no iban bien decían que tenía demasiada autonomía"

Blanco, que compareció junto a Leire Pajín arropando al nuevo secretario general, pidió a todos los militantes que estén "detrás" de Alarte para poder ganar las próximas elecciones de 2011. "Esfuerzos, reflexión y autocrítica" pidió el dirigente socialista a un auditorio visiblemente dividido entre los partidarios de un sector y de otro. "Hay muchos más que están esperando que propongamos algo nuevo y distinto".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de septiembre de 2008