Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"¿Tenemos cara de pardillos?"

El Getafe reclama la ayuda de la federación española para que la argentina le pague por las lesiones de Abbondanzieri y Ustari

Abbondanzieri sintió que le "cortaban la rodilla derecha con un cuchillo" el pasado sábado, cuando el paraguayo Haedo le abrió un tajo de cinco puntos con los tacos en un balón dividido. "Yo lo que sentí es que me iban a birlar la cartera por segunda vez en unos días", dice el presidente del Getafe, Ángel Torres. "Y yo, que tantas lesiones en un puesto tan frágil como el de portero trastocan nuestros planes de trabajo", agrega el técnico, Víctor Muñoz.

Los gestos de dolor del Pato, de 36 años y que permanecerá al menos dos semanas de baja, se siguieron con estupor en los despachos del Coliséum Alfonso Pérez. "Primero Ustari y luego Roberto Carlos, los dos en sus compromisos con Argentina. Vale que sean gajes del oficio, pero que nadie responda por sus bajas...", se lamenta Torres, que se reunirá esta noche con Ángel María Villar para "reclamar la ayuda y la intervención del presidente de la federación española" frente al "desinterés" de Julio Grondona, su homólogo de la argentina (AFA).

Ustari, de 22 años, estará ocho meses ausente tras romperse los ligamentos de la rodilla izquierda ante Holanda en los cuartos de final de los Juegos. El portero, criado en el Independiente y por el que el Getafe pagó seis millones de euros en 2007, se lesionó cuando su pie quedó bloqueado en el césped. "Dudamos de si el seguro cubre o no su baja porque fue con la selección olímpica, no con la absoluta", advierte Muñoz.

"Más que eso, no sabemos si nos van a compensar económicamente. Llamamos a la AFA cada día y nadie nos dice nada. Su silencio es una falta de respeto. Ni siquiera nos ha enviado una carta. Si queremos información de los médicos, tiene que estar el nuestro tras ellos. ¡Es indignante!", prosigue Torres, que, antes del cierre del mercado de fichajes, llegó a un acuerdo con el Valladolid para que Jacobo, zamora hace dos años en Segunda, tapase el hueco de Ustari. A sus 25 años, no ha debutado aún en Primera. Lo hará el domingo contra el Betis.

"Bueno, es la obligación, ¿no?", asiente Juan Carlos Arévalo. El preparador de porteros está tranquilo: "Jacobo va muy bien en los balones aéreos y, para medir 1,93 metros, es muy ágil. Si luego evita o no que haya goles es otra historia, pero es muy disciplinado".

"Eso no me quita una idea de la cabeza: denunciar a la AFA. El perjuicio es enorme para un club modesto", sigue Torres, que se va encendiendo: "Esta gente va a su bola. Sólo le interesa los bolos y hacer caja... ¿Sabe de quién es la culpa? De los equipos grandes. Cuando Maxi se lesionó en un amistoso contra España hace dos años, el Atlético presentó una denuncia contra la AFA, pero luego la retiró. Así pasan luego estas cosas. ¿Tenemos cara de pardillos o qué?".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de septiembre de 2008