Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
INICIATIVAS

Ideas4all invita a la gente a compartir sus ocurrencias

El proyecto de Ana María Llopis trata de sacar provecho de las ideas de los internautas poniendo en contacto a los diferentes sectores interesados

En la ducha, en sueños, mientras conduce... Muchos tienen ideas, aunque pocos las llevan a cabo. También hay mucha gente con problemas, que nadie resuelve. Con la voluntad de juntar a todas estas personas en un mismo entorno colaborativo en Internet nace la plataforma Ideas4all para compartir, intercambiar y democratizar las ideas, la innovación y el conocimiento, además de resolver problemas y desafíos.

"El objetivo es reunir las millones de ocurrencias, sean simples o complejas, que se desperdician cada día. En este tema lo que hace falta es tiempo", explica Ana María Llopis, creadora del proyecto. "En contra de lo que se cree, la mayoría está dispuesta a regalarlas porque lo que desea es verlas materializadas. La plataforma está abierta a todas las ideas, desde el ámbito cultural, político o social al industrial y científico. No hay ocurrencias buenas ni malas porque de todas, por extravagantes que parezcan, se puede sacar provecho", asegura Llopis, física y doctora en ingenieria de materiales.

En la prehistoria de Internet, Llopis fue la responsable de Openbank, el primer banco español que empezó a operar virtualmente, por teléfono e Internet en el año 1997.

Los 'mirones', bienvenidos

El internauta puede registrarse gratuitamente en Ideas4all, que Llopis define como una "verticalización de las redes sociales", para ser ideator (aportar ocurrencias en 25 categorías diferentes), questor (exponer problemas) o navigator (votar y comentar las propuestas de lo demás).

Los mirones también están invitados: un mapa del mundo muestra las ideas y problemas registradas por países, quién las aporta...

Los ideators, que incluso pueden colgar sus ocurrencias desde el móvil, deciden hasta qué nivel ceden sus derechos de propiedad intelectual a la comunidad, madre de casi todos los conflictos.

Hay dos licencias: la Creative Commons, por la que se retiene la autoría de la idea, pero se cede el resto de derechos, y la Ideas4all, en la que retiene el copyright y sólo se cede al portal el derecho a exponer sus ideas. "Esto no impide que otros tomen tu idea y la utilicen. Si te preocupan los derechos de patentes, puedes exponer tu idea sólo a grandes rasgos, sin mostrar todos los detalles", explican en la web, que ya está traducida al español, inglés y japonés.

Ideas4all no es algo absolutamente original. Hay otra docena de sitios de filosofía crowdsourcing, aunque Llopis sostiene que la mayoría están "muy especializados por áreas o sectores", como Cambrian House (nuevos negocios y tecnologías) o Innocentive (ciencia y técnica).

A diferencia de su competencia directa, Ideawicket.com y Globalideabank, Ideas4all, se ha puesto un ambicioso objetivo: reunir un millón de ideas en los dos próximos años. Han pasado casi dos meses desde su lanzamiento al ciberespacio y ya acumulan 2.025 ideas de 19 países. España es el país que más aporta (1.021).

IDEAS4 ALL: www.ideas4all.com CAMBRIAN HOUSE: www.cambrianhouse.com INNOCENTIVE: www.innocentive.com IDEA WICKET: www.ideawicket.com GLOBAL IDEA BANK: www.globalideabank. com

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de septiembre de 2008