gente

La mujer que ha conquistado a Abramóvich se dedica al arte

Daría Zhukova parece tenerlo todo: juventud, belleza, conexiones y mucho dinero. Y Román Abramóvich, su novio, rendido a sus pies, tanto que la pasada primavera le regaló las dos obras más cotizadas de Lucian Freud y Francis Bacon, por un valor total de 76,5 millones de euros. La identidad del comprador de los cuadros fue desvelada coincidiendo precisamente con el anuncio de que Zhukova planeaba abrir una galería de arte en Moscú en septiembre. Financiarán el proyecto patrocinadores privados, con Abramóvich a la cabeza.

La mujer de 27 años por la que el oligarca se divorció de su esposa Irina, madre de sus cinco hijos, es una heredera nacida en Rusia y criada en Estados Unidos. Tras abandonar la universidad se volcó en los círculos sociales internacionales, con Londres como cuartel general, donde creó una línea de moda. A pesar de ello, y de su turbulenta relación con el tenista ruso Marat Safin, el personaje no trascendió a la vida pública hasta que la prensa logró robarle una foto en compañía de Abramóvich, hace dos años. Desde entonces, las imágenes tomadas de la pareja son escasas. La prensa rusa augura campanas de boda para el próximo otoño.

Eligió Moscú como sede de un nuevo centro de arte contemporáneo -Garage- que presentaba por todo lo alto el pasado junio, con la presencia de la élite cultural y política rusas, y renombrados artistas de la talla de Jeff Koons. Abramóvich se mantuvo en segundo plano mientras Dasha departía con los invitados de la jet, como Carlota, la hija de Carolina de Mónaco. "Espero atraer a mi galería a todo tipo de gente, también a quienes no saben nada de arte contemporáneo", afirmaba en una entrevista promocional, durante la cual no logró citar a ninguno de sus artistas favoritos.

Daria Zhukova.
Daria Zhukova.REUTERS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS