Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez acepta un recurso al desguace del metro que ya permitió

El vagón siniestrado en el accidente de metro ocurrido el 3 de julio de 2006 en Valencia, en el que murieron 43 pasajeros y otros 47 resultaron heridos, fue desguazado hace dos semanas por Ferrocarrils de la Generalitat (FGV) con una autorización judicial que ahora su propia autora deja en suspenso hasta que resuelva un recurso contra ese permiso.

Después de que la Audiencia declarara el 1 de julio como firme el archivo de la causa abierta por el siniestro, FGV pidió permiso a la juez, Nieves Molina, para desprecintar el vagón siniestrado. La juez contestó, sin consultar a la fiscal, que lo supo una vez el convoy ya no existía, por una providencia que podían desprecintarlo y "darle el destino que consideran oportuno". FGV lo desguazó. Una de las partes recurrió ante la misma juez, solicitando la paralización de ese desguace. La juez ha admitido el recurso y solicita la paralización del desguace hasta que ella misma, en septiembre, resuelva el recurso contra la autorización del desguace que dio a FGV. La fiscalía no se opone a esa paralización, aunque es imposible de ejecutar porque el tren siniestrado ya no existe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de agosto de 2008