El nuevo mapa energético

Gas Natural compra Unión Fenosa

Adquiere el 45,3% a ACS y lanzará una OPA por el resto - La operación suma 16.754 millones, a 18,33 euros por acción - Repsol y La Caixa respaldan la oferta

Gas Natural, compañía participada por Repsol YPF y La Caixa (algo más del 30% cada una), acordó ayer comprar a la constructora ACS el 45,3% de la eléctrica Unión Fenosa. El precio pactado de 18,33 euros por acción, con una prima del 15% respecto a la cotización del martes (15,94 euros), supone valorar la tercera eléctrica del país en 16.754 millones. El grupo vendedor, ACS, que anunció su intención de vender Fenosa hace apenas 15 días, ingresará por el paquete de la eléctrica 7.588 millones. Las plusvalías, según fuentes de la constructora, rondarán los 2.000 millones de euros netos. ACS, que controla también, de forma directa e indirecta, un 12,4% de Iberdrola, ha anunciado su intención de emplear esos recursos en consolidar su posición en la compañía que preside Ignacio Sánchez Galán.

ACS gana unos 2.000 millones netos al vender su paquete por 7.588 millones
Criteria y Repsol aportarán hasta 3.500 millones a Gas Natural
Más información
Los planes de Florentino Pérez de reforzarse en Iberdrola auguran una larga batalla
La gasista culmina su sueño de unirse a una eléctrica tras dos fracasos
El poliedro eléctrico
Gas Natural descarta despidos tras la compra de Unión Fenosa
Gas Natural empieza su andadura en Unión Fenosa

Con la decisión de compra,Gas Natural protagoniza el tercer intento de controlar una eléctrica en cinco años -lo intentó con Iberdrola en 2003 y con Endesa en 2005-. En esta ocasión tendrá que rascarse el bolsillo. Para empezar, paga por Fenosa 7,5 veces los beneficios operativos brutos (Ebitda) previstos para este año, cuando hace unos meses, Enel y Acciona pagaron por Endesa seis veces el Ebitda. Y no vale el intercambio de papel, porque el vendedor, el grupo que preside Florentino Pérez, ha exigido dinero contante y sonante.

La compra, por tanto, se hará en efectivo. Tendrá tres fases que culminarán en la primavera de 2009, según las fuentes consultadas. Gas Natural se hará, primero, con un 9,99% de la eléctrica -para superar el 10%, tiene que contar con el visto bueno de la CNE-; luego, adquirirá el resto de la participación de ACS, lo que le obligará -al sobrepasar el 30%- a lanzar una oferta pública de adquisición (OPA) por el 100% de la compañía.

Gas Natural, financiada por los bancos ING, UBS, La Caixa y Banco Santander, tendrá que ampliar capital para hacer frente a la oferta. Los cálculos ya están hechos. Repsol (con 1.600 millones) y La Caixa, a través de Criteria, (con 1.903 millones) garantizan una ampliación de capital de 3.500 millones abierta al resto de accionistas. La idea es que Gas Natural tenga una calificación (rating) consolidada tras la liquidación de la OPA de, al menos, BBB (estable) y Baa2 (estable) por parte de las agencias S&P y Moody's, respectivamente. Además, Gas Natural venderá activos por importe de 3.000 a 4.000 millones. La gasista espera obtener sinergias por importe de 300 millones anuales al integrar a Fenosa.

La venta de Unión Fenosa ha tenido tres protagonistas fundamentales: los presidentes de ACS, Florentino Pérez; de Repsol, Antonio Brufau, y el de La Caixa, Isidro Fainé, buen amigo el primero. A lo largo de este mes, tres encuentros desbrozaron la senda. El 14 de julio, dos días antes de que ACS comunicara públicamente su decisión de salir de Fenosa, Florentino Pérez se reunió con Brufau en la sede de Repsol en Madrid. En ese encuentro, Brufau, según fuentes al tanto de la conversación, comunicó a Pérez que la hipótesis de una fusión Gas Natural-Iberdrola estaba descartada.

El segundo encuentro tuvo lugar el día 22 de julio en Madrid. Los protagonistas: Pérez -con la decisión de vender tomada- y Fainé. Hubo avances y al día siguiente, 23 de julio, los tres, Pérez, Brufau y Fainé, cerraron los grandes trazos de la operación en la sede de La Caixa en Barcelona. Este último encuentro no fue confirmado por ACS.

Lo que sí está confirmado es que el Gobierno -en concreto, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, que ayer consideró la opración "una buena noticia"- ha estado perfectamente al tanto de los contactos. Ayer mismo, el presidente de La Caixa, Isidro Fainé, mantuvo un encuentro con el vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, en el despacho de éste en la calle de Alcalá de Madrid. No hace falta ser adivino para intuir el motivo del encuentro. Nace un nuevo grupo que integra electricidad y gas, con ingresos de unos 18.000 millones previstos para este año, que aun siendo el tercero del país -tras Iberdrola y Endesa-, merece atención.

La venta de Fenosa, en principio, es como el bálsamo de Fierabrás para todas las partes implicadas. Brufau ve cumplido su sueño de integrar gas y electricidad -ya en 1999, estando al frente de Gas Natural, apoyó un fracasado intento de Repsol para hacerse con Iberdrola-. ACS, por su parte, recibe dinero fresco a un precio más que interesante para aliviar sus compromisos bancarios y, si se tercia -y se tercia, según ha anunciado- dar la batalla por Iberdrola.

Todos ganan. Y en ese todos se incluyen los directivos de Fenosa, con su presidente, Pedro López Jiménez, a la cabeza, que hace apenas una semana aprobaron un plan de stock options para 92 ejecutivos. El plan, autorizado por la junta general celebrada en abril, está vinculado al cumplimiento de los objetivos del plan estratégico de la compañía 2007-2011 y afecta a un 2% del capital. Se aplicará de forma automática en cuanto Gas Natural lance la OPA y supondrá unos jugosos ingresos para la cúpula de la compañía.

Quien tiene también motivos para estar satisfecho es el actual consejero delegado de Unión Fenosa, Honorato López Isla. Éste ha defendido siempre -y en algún momento a contracorriente del principal accionista- que la fusión Fenosa-Gas Natural era la operación ideal para la compañía. López Isla, uno de los gestores más veteranos del sector eléctrico, tiene posibilidades de seguir en el cargo, aunque la cúpula del nuevo grupo aún está por decidir.

Con los nuevos movimientos, el sector energético vuelve a echar chispas. Como adelanto, en la jornada de ayer -en la que no cotizaron ACS ni Fenosa ni Gas Natural-, Iberdrola subió un 5,32%. Lo previsible es que Fenosa se acerque hoy a los 18 euros. Más madera.

LAS CLAVES

- Es la mayor compra en la Bolsa española tras la de Endesa por Acciona y Enel

- Gas Natural adquiere ahora el 9,99% de Fenosa. Se hará con otro 35,3% tras el visto bueno de las autoridades y lanzará una OPA por el resto

- La gasista financia la operación con una ampliación de capital, deuda y ventas de activos de la eléctrica por valor de 3.000 a 4.000 millones

- Las plusvalías de ACS son de unos 2.000 millones netos

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS