Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"El nacionalismo no colocó una sola traviesa", dice el PSdeG

La excursión del BNG hasta tierras zamoranas para refrendar su compromiso con las grandes obras y, de paso, criticar la política de infraestructuras del Gobierno central, causó ayer gran malestar a sus socios en la Xunta. El secretario de Organización del PSdeG, Ricardo Varela, advirtió a los nacionalistas que también ellos "podrán viajar a Madrid en el año 2012 porque hay un presidente y un gobierno socialista en Galicia". El número dos de los socialistas gallegos añadió que "el nacionalismo no puso ni una sola traviesa de la alta velocidad gallega" y también certificó que "gracias a propuestas socialistas habrá una comisión de seguimiento de las infraestructuras por la voluntad de dos presidentes: Zapatero y Touriño".

El BNG no fue, sin embargo, el único destinatario de las críticas socialistas. Con las elecciones autonómicas a nueve meses y un incierto panorama económico, el PSdeG ha asumido que la crisis entrará en campaña -todos los mensajes que envió el PP desde Sanxenxo este fin de semana fueron en esa dirección- y ha optado por plantear una disyuntiva al electorado. Que según los socialistas deberá escoger en marzo entre el "seguro a todo riesgo" que representa su candidato, Emilio Pérez Touriño, o el "riesgo seguro" que entraña el líder popular Alberto Núñez Feijóo.

Touriño como garantía

Fue el número dos del PSdeG en Galicia, Ricardo Varela, quien ayer puso voz a ese dicurso: "En un período de dificultad económica, la presidencia de la Xunta debe ser para una persona con el rigor, la seguridad y la solvencia de Emilio Pérez Touriño, que es la mejor garantía para afrontar esta situación en Galicia". Varela contrapuso esas características a "la incertidumbre y falta de rigor y solvencia" que en su opinión, representa el presidente del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo.

Como respuesta al discurso del PP, Varela resaltó que "los grandes impulsos para Galicia se hicieron con Gobiernos del PSOE" y citó ejemplos como las autovías, los aeropuertos, los hospitales en la presidencia de Felipe González y la Autovía del Cantábrico y el AVE en el período actual. El número dos de los socialistas gallegos enumeró a renglón seguido las aportaciones de los populares a esta comunidad, entre las que incluyó un "timo manifiesto al que llamaron Plan Galicia para ocultar sus vergüenzas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de julio de 2008