La crisis de Málaga enturbia los congresos provinciales del PSOE

El candidato crítico de Sevilla se retira y pide a los suyos el apoyo para Viera

Salvo en Málaga, todos los congresos provinciales del PSOE seguirán la estela del acuerdo imperante en el federal y en el regional de hace una semana. Habrá nuevos secretarios generales en Almería, Córdoba, Huelva y Málaga, mientras que se mantendrán los de Sevilla, Granada, Cádiz y Jaén, donde el incombustible Gaspar Zarrías seguirá siendo el único secretario general que también se siente en el Gobierno andaluz. Cumplirá 18 años como secretario general.

La dirección regional y en concreto el nuevo secretario de Organización, Rafael Velasco, se han empleado a fondo en los últimos días para lograr candidaturas únicas en Málaga y Sevilla. En la capital andaluza, el candidato crítico Demetrio Pérez anunció ayer su retirada ante la falta de avales suficientes para optar al cargo frente a José Antonio Viera. Desde hace más de un mes, Viera tenía amarradas o apalabradas las firmas de más del 75% de los delegados al congreso, lo que dejaba a Pérez sin apoyos. "Me siento como un joven palestino tirando una piedra a un tanque", dijo ayer para mostrar su frustración. Pérez, que comunicó su decisión al secretario general, Manuel Chaves, y al vicesecretario, Luis Pizarro, pidió ayer a los suyos que votaran tanto la gestión de la ejecutiva saliente como la candidatura de Viera a la reelección.

Este gesto probablemente será tenido en cuenta por Viera a la hora de dar entrada a los críticos en órganos de decisión como el comité director y es posible que algún alcalde de ese sector entre en la ejecutiva. No obstante, Viera tiene muy claro que no volverá a compartir mesa de dirección ni con el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, ni con nadie de su equipo, a los que sitúa en la categoría de desleales. Monteseirín, que es presidente de la agrupación, fue el primero en pedir a Viera que no se presentara, un gesto que cayó muy mal en la dirección del PSOE de Andalucía.

Pero lo extraordinario del PSOE de Sevilla es que con la misma intensidad con la que sus dirigentes se emplean en las batallas internas, al día siguiente del congreso cierran filas y se dedican para lo que han sido elegidos por los ciudadanos para seguir ganando elecciones. En esta anormal normalidad llevan años.

Esa cultura, por ejemplo, no existe en el PSOE de Málaga, donde predomina la política del desgaste a la del acuerdo, con la diferencia, además, de que sus resultados electorales palidecen en comparación con los de Sevilla o los de otras provincias.

Fuentes del PSOE consideran "muy difícil" un acuerdo entre el oficialista Miguel Ángel Heredia y el crítico Fernando Arcas, sobre todo por las resistencias del aparato provincial y en concreto del presidente de la Diputación, Salvador Pendón, muy reforzado tras el último congreso regional. La ministra Magdalena Álvarez presidirá la agrupación si, como se prevé, ganan los oficialistas.

Está prevista la reelección como secretarios generales provinciales de Francisco Álvarez de la Chica en Granada, de Gaspar Zarrías en Jaén y de Francisco González Cabañas en Cádiz. En Almería, Diego Asensio sustituirá a Martín Soler; Mario Jiménez a Javier Barrero en Huelva, y Juan Pablo Durán a José Antonio Ruiz Almenara en el PSOE de Córdoba.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 18 de julio de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50