Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ronaldinho ficha por el Milan

El Barcelona cierra el traspaso del delantero brasileño por 21 millones fijos más 4 por objetivos

"¡Está cerrado, está cerrado!", gritó con alegría desbordada un señor lampiño al móvil. Al otro lado del celular escuchaba Silvio Berlusconi, el presidente del Milan, que reconoció orgulloso el nuevo fichaje. "Ronaldinho llega mañana", sentenció a la cadena televisisiva Sky Tg. El señor calvo era Adriano Galliani, vicepresidente del Milan, que se comprometió a llevar hoy a Ronnie en su mismo avión cuando regresara a Milan, el mismo día que se presenta el equipo a los entrenamientos. Lo consiguió.

El Barça traspasó a Ronaldinho al Milan por tres cursos y por 21 millones fijos más otros 4 por variables -1 millón por cada una de las cuatro próximas temporadas que el club alcance la clasificación para la Champions. El día fue tan intenso como largo, repleto de giros y negociaciones. Lo padeció el Manchester City, que se quedó con las ganas, por mucho que su oferta fuera superior a la del club italiano. Prevaleció el interés de Ronnie, que renunció a cobrar el 15% del porcentaje del traspaso -Roberto de Assís, su hermano y representante, tampoco se llevó comisión alguna. "Era lo mejor que podíamos hacer. Era el deseo de jugador y por más ofertas que tuviéramos, el futbolista no cerraría ningún acuerdo con otro club", resolvió Txiki Begiristain, director deportivo.

Con una oferta segura en el zurrón, el Barça negoció sin prisas pero sin pausas el traspaso de Ronaldinho. A primera hora de la mañana, Galliani y Ernesto Bronzetti, intermediario del club, desayunaban en su hotel y releían con estupefacción que el rotativo inglés The Sun situaba al Chelsea como el club con más opciones de fichar a Ronnie. Digerido el rumor falso, se atragantaron con el café cuando el Barça les confirmó que el City aumentaba su oferta en cinco millones -31 fijos más 6 variables. "Ronaldinho quiere venir al Milan", esgrimió Galliani a los periodistas italianos, justo antes de reunirse con Txiki; el presidente, Joan Laporta; el director de fútbol, Raúl Sanllehí; y el directivo Rafael Yuste, en el restaurante Via Veneto. Allí, el Milan se llevó su primer chasco; ofreció 15 millones fijos más cinco por variables y el Barça los rechazó.

Dos horas más tarde, los italianos abandonaron el restaurante con cara de pocos amigos. "Tenemos la tranquilidad de trabajar con dos ofertas", replicó Yuste. Al tiempo, Galliani se reunió con Roberto en la suite de la planta 15 del hotel Rey Juan Carlos I. De correveidile, Roberto acudió al Camp Nou para exponer la nueva oferta del Milan, de unos 18,5 millones más otros cinco de variables. Pero, también notificó que se había reunido con el City para acercar las posturas sobre el contrato del 10. El Barça escuchó y respondió lo mismo que durante todo el día: "El City ofrece mucho más y si no hay trato, Ronnie tiene que entrenar el viernes". Así, Roberto regresó al hotel y se reunió con Galliani, que solicitó un nuevo encuentro con los dirigentes del Barça. Laporta, entonces, retrasó su viaje a Madrid -hoy se cierra el calendario de la Liga- y atendió al vicepresidente del Milan junto con Txiki.

La plantilla azulgrana, mientras tanto, entrenó en el Mini Estadi a las órdenes de Guardiola. Allí estaba Messi, recién llegado de Argentina, que animó a los 3.000 aficionados presentes. A escasos metros del césped estaba Galliani, en las oficinas azulgrana. Ya lo anunció el abogado del Milan, Leandro Cantamessa, en la página web del club: "Sólo faltan unos flecos económicos". Dicho y hecho. "Se ha llegado a un acuerdo porque todas las partes han cedido", resumió Txiki. "Lo presentamos mañana", anunció Galliani. "Se va con todos los honores", apostilló Laporta. Y todos se marcharon a cenar al Botafumeiro, donde se sumó a la mesa Ronaldinho, que hoy vuela a las 11 de la mañana rumbo a Milan Su nueva ciudad, su nuevo club. Punto y final para Ronnie en el Barça

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de julio de 2008