Reportaje:El sábado comienza el Tour

Simeoni, título con 37 años

El ciclista que acusó a Armstrong de usar EPO, campeón de Italia

La carretera que entra en la ciudad de Bérgamo esperaba ayer a Paolo Bettini, Filippo Pozzato y Giovanni Visconti. Pero quien apareció por sorpresa fue Filippo Simeoni. El ciclista del equipo Flaminia, de 37 años, ganó ayer el campeonato italiano. Se escapó cuando quedaban cinco kilómetros dejando al grupo de Cunego -"estoy contento con mi estado de forma, creo que puedo hacer un buen Tour", dijo-, Riccò, Bettini y compañía y se impuso a Visconti, campeón el año pasado, y Pozzatto, uno de los favoritos. "Me encontraba muy bien, pero, evidentemente, el campeonato italiano para mí está embrujado", se sinceró el del Liquigas.

Simeoni, que se hizo profesional en el Carrera de Chiappucci y Pantani y que en su escaso palmarés cuenta con dos victorias de etapa en la Vuelta (2001 y 2003), calificó el triunfo de ayer como "la revancha más bella". "Soñaba con este momento desde que tengo nueve años. Es una victoria por todo lo que he sufrido", comentó.

Más información

Por sufrir, sufrió bastante, ya que se atrevió a enfrentarse -en los tribunales- a Lance Armstrong. El ciclista italiano había confesado y declarado haber recurrido a la EPO. No se quedó allí. Aseguró que la EPO se la había suministrado Michele Ferrari, también médico del siete veces ganador del Tour, insinuando que Ferrari también se la suministraba a Armstrong. El tejano consumió su vendetta en la carretera. En el Tour de 2004 se fue sólo a pillar a Simeoni, que se había escapado e iba lanzado a una victoria de etapa. Lance se lo impidió. "Sí, es una revancha, pero quiero que este triunfo sea el triunfo de Filippo Simeoni y ya está. Sin más. Mejor dicho, la victoria de un equipo pequeño que me ha hecho sentir grande. La victoria de un grupo de amigos antes que compañeros. La victoria de un ciclismo que se ha limpiado y que sigue limpiándose y que, por una vez, puede ser el ejemplo a seguir", destacó.

Holanda es de Boom

Si Simeoni sorprendió en Italia, más lo hizo Lars Boom, del Rabobank, en Holanda. No conforme con sus títulos de cross, Boom añadió a su palmarés el título de campeón holandés de ruta. En Francia se impuso Nicolas Vogondy, que logró su segundo campeonato seis años después del primero. El ciclista del Agritubel se escapó a 60 kilómetros de la llegada y venció por delante de Arnaud Coyot y Julien Loubet.

Fabian Wegmann, del Gerolsteiner, revalidó su título en Alemania imponiéndose al veterano Erik Zabel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 29 de junio de 2008.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50