Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"Me llamo Blair, Tony Blair"

Pierce Brosnan interpretará al ex primer ministro británico en el cine

La enésima encarnación cinematográfica de Tony Blair se perfila como un retrato poco amable de su gestión política. Pero la elección del actor que le dará vida, al menos, puede suplir la cuota de vanidad del ex primer ministro.

'El fantasma' muestra un retrato implacable del político laborista

Pierce Brosnan, conocido para el mundo como uno de los James Bond más atractivos -si no el más guapo- de la saga fílmica, interpretará en el celuloide a un jefe de Gobierno británico recién retirado y cuya singladura se ha visto marcada por la sumisión al presidente de Estados Unidos, que le abocó a participar en una guerra ilegal en Oriente Próximo. Si bien el personaje en cuestión responde al nombre de Adam Lang, el parecido con la figura de Blair resulta incuestionable.

The ghost (El fantasma), cinta basada en el libro homónimo del afamado Robert Harris, relata los avatares de un autor contratado como negro (ghostwriter, en inglés) para escribir la autobiografía del citado primer ministro. El director Roman Polanski y el propio Harris (coguionista) se inclinaron por Brosnan por su capacidad para dotar al personaje tanto de encanto como de cinismo y doble moral. Porque The ghost es, ante todo, el retrato implacable del político laborista, un ajuste de cuentas de Harris con su antiguo amigo Blair, a quien acabó dando la espalda por la intervención militar en Irak y su connivencia con la vergüenza de Abu Ghraib.

Tanto o más antipática resulta la figura de la esposa del ex primer ministro, émula de Cherie Blair, una mujer inteligente y manipuladora que en la gran pantalla correrá a cargo de la oscarizada actriz Tilda Swindon. El éxito del libro ha animado a su plasmación cinematográfica, que comenzará a rodarse el próximo septiembre en Alemania, con Brosnan como cabeza de cartel.

Será el quinto entre la nómina de actores británicos que han prestado sus facciones a Tony Blair. El más conocido de todos es el galés Michael Sheen, protagonista de la cinta La reina. Aquella caracterización de un joven político laborista, nervioso, simpático y popular, que desembarca en Downing Street coincidiendo con la muerte de lady Di, da paso ahora en El fantasma a un personaje más amargo y que ha perdido el apoyo de la opinión pública. Brosnan personificará al Blair más oscuro, aunque con el aliciente de brindarle su físico más imponente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 30 de junio de 2008