Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:

Calor y poder femeninos

Es sistemático: con el Sónar llega el verano. Ayer hizo calor en Barcelona, uno de los primeros días calurosos de verdad, y el Sónar cumplimentó la primera jornada de su XV edición, esa que reclama todo el poder para las mujeres. En el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona, sede de las actividades diurnas del festival, se vieron unas cuantas en los escenarios, tales como la saxofonista y clarinetista de Pram o la dulce cantante de origen asiático de Little Dragon, pero había muchas más entre el público, dejándose por ejemplo acaramelar por el rhythm & blues de Chacho Brodras y sus sonidos para la seducción. Más que nunca, su tema For the ladies cobró sentido en una jornada que se vivió sin apreturas.

Es el Sónar, que lamentaba que la burocracia fronteriza europea, cada día más inflexible, haya impedido que Konono Nº 1, uno de los primeros grupos africanos que incorporaba su cartel, hayan podido viajar por problemas administrativos con sus pasaportes ¡diplomáticos! congoleños. Pese a ser una celebridad en su país, fuera del mismo sólo evocan a las autoridades unos africanos con deseos de buscar trabajo en el metropolitano de alguna capital europea. Leila, aunque es de origen iraní, no tuvo ese problema, y su concierto era uno de los más esperados de la jornada de ayer junto con el de Goldfrapp, ambos alojados en los recintos industriales que acogen al Sónar nocturno. Otra mujer, Camille, ya había agotado todas las entradas para su concierto de mañana, sábado, en el Palau de la Música, sumado a los fastos del Sónar para celebrar su 15º aniversario.

También se habían agotado los abonos del festival y las entradas diurnas para la jornada del sábado. Con más niños que nunca deambulando entre el público -el tiempo pasa para todos-, incluido el público del festival avanzado, el Sónar esperaba actuaciones como las de Yo Majesty, Yelle, Roisin Murphy, Yazoo, The Duloks o Miss Kittin, eso enumerando sólo las que aportan el componente femenino que ha permitido al Sónar sacar pecho otro año. Todo esto hasta las primeras horas del domingo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de junio de 2008