Reportaje:Contador reivindica el ciclismo

"En Italia es muy difícil que te dejen ganar"

Indurain destaca la dureza psicológica del español tras su exclusión del Tour y su valor como "referencia"

"En este Giro, y en cualquier Giro, tiene mucho mérito ser líder y más aún ganarlo porque en Italia siempre es difícil que te dejen, dicho así entre comillas", afirma Miguel Indurain, el último, y hasta ayer único, español que ganó la ronda italiana, en 1992 y 1993, al mismo tiempo que el Tour de Francia, refiriéndose a Alberto Contador, al que define como "un corredor muy luchador, más escalador que contrarrelojista, aunque en eso también se defiende bien, y que se mueve de maravilla en el pelotón".

Indurain no conoce personalmente a Contador. "No hemos coincidido, sólo le veo por la tele", asegura, pero reconoce en él sus virtudes de fajador, "un ciclista que está claro que nunca rehuye la pelea". "Si hay que darla, se da", afirma. No le extraña que Johan Bruyneel, el director del Astana, haya dicho del ciclista español que tiene "cosas" que no le ha visto a Armstrong, su anterior gran pupilo: "Él es quien más le ve: en carrera, en los entrenamientos, en persona. Yo no puedo opinar de lo que no conozco, pero lo cierto es que es un ciclista que se mueve bien en todas las disciplinas".

Las dos victorias de Indurain en el Giro
Más información

La dureza de la carrera, según Indurain, le ha venido bien, así como su estructura. "Este año ha empezado por el sur, con etapas más suaves, lo que ha sido bueno para que fuera cogiendo su mejor forma, quedando lo más duro para los dos últimos fines de semana. Él se había preparado bien, había descansado también y el discurrir del Giro le ha beneficiado. Entre ambos fines de semana han colocado etapas más suaves que permiten recuperarte de los esfuerzos", señala.

Porque esta edición del Giro ha sido especialmente dura: "Si se quiere, se hace así. En Italia hay montaña más que suficiente para programar un Giro de estas características. No ocurre como en España, donde las posibilidades montañosas están muy localizadas. Allí sobra montaña". Indurain piensa que en tales condiciones se favorece la atención al ciclismo: "Si a la gente de este deporte le das buenas carreras, se engancha sin problemas. Como ocurre en el fútbol o en otros deportes. Si hay un buen espectáculo, hay público y hay afición. Si además tienes un deportista de tu país, una referencia nacional, el público se engancha aún más porque se fideliza incluso a aquéllos que entienden menos de ese deporte".

Contador es esa referencia. Es el segundo español en ganar un Giro después de ganar un Tour, superando incluso la adversidad de su veto en la carrera francesa, que ganó espectacularmente el año pasado. Ese veto puede tener distintos efectos, según Indurain: "Hay corredores a los que ese tipo de sensaciones les hunden psicológicamente y a otros les enrabietan. Está claro que Contador pertenece al segundo grupo". La ausencia de triunfadores españoles en el Giro se explica por sí sola. "Cada vez hay más para elegir. No se puede hacer todo y los patrocinadores son cada vez más internacionales, aunque obviamente hay que atender también a tus carreras nacionales. Lo que está claro es que si tienes opciones, tienes que ir al Tour", advierte Indurain, que cree que el nivel de competitividad del Giro es alto: "Están los mejores italianos y muchos buenos corredores internacionales. Es cierto que faltan equipos y ciclistas que piensan en el Tour, pero ganar siempre es difícil en cualquier disciplina porque el nivel cada vez está más alto".

Miguel Indurain, con la <b>'maglia</b>' rosa en el Giro de 1992.
Miguel Indurain, con la <b>'maglia</b>' rosa en el Giro de 1992.SANTOS CIRILO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción