Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:Eliminatorias finales de la ACB

El Tau resucita en 14 segundos

El Unicaja pierde en el último suspiro tras fallar dos tiros libres

Todo parecía decidido. La semifinal entre el Tau y el Unicaja, condenada a dirimirse en el tercer y definitivo partido. Cuatro puntos abajo el equipo alavés y tan sólo 14 segundos por disputarse. El choque de desempate parecía inevitable. Todos estaban convencidos de que la sentencia se dictaría al calor del Buesa Arena, en Vitoria. Todos menos Neven Spahija y sus jugadores. El técnico croata ha conseguido colocar a su cuadro en todas las finales en su debut en España. Pese a los altibajos, ha sabido sacar lo mejor de su gente en los momentos decisivos e insuflarles las dosis necesarias de compromiso y confianza para superar los retos importantes. Su filosofía de otorgarles fe y generar una buena química entre todos los componentes de la plantilla tuvo en Málaga un nuevo refrendo, especialmente por el hándicap que supuso la ausencia de Splitter durante muchos minutos lastrado por las faltas personales.

UNICAJA 82 - TAU CERÁMICA 83

Unicaja: Cabezas (9), Rodríguez (13), Jiménez (9), Haislip (16) y N'Dong (18) -cinco inicial-; Welsch (9), Kus (0), Santiago (6), Sanders (0), Popovic (0) y Gabriel (2).

Tau Cerámica: Prigioni (5), Rakocevic (21), Mickeal (14), Teletovic (3) y Splitter (12) -cinco inicial-; Vidal (9), Planinic (9), Jasaitis (3), Singleton (5) y McDonald (2).

Arbitros: Amorós, Arteaga y Redondo. Eliminados por personales: Splitter, Rodríguez y Prigioni (m. 40)

10.000 espectadores en el pabellón Martín Carpena. El Tau se clasifica para la final, contra el Axa Barcelona, por 2-0.

Splitter, posiblemente el mayor referente de este Tau, vio muy reducida su presencia e influencia en el juego, condicionando así las rotaciones y los sistemas defensivos, obligando a su equipo a utilizar la zona durante muchos minutos para protegerlo de las faltas. Pero la respuesta colectiva fue impecable.

Tras 39 minutos sazonados con buen juego, intensidad, alternativas y, finalmente, la aparentemente definitiva ventaja adquirida por los de Sergio Scariolo, el Tau se conjuró para hacer realidad varios de los tópicos asociados al baloncesto: hasta el pitido final nada está decidido. 82-78 ganaba Unicaja con 14 segundos por delante cuando Prigioni logró un triple desde mucho más allá del perímetro. Y para demostrar que la aportación del banquillo malaguista no fue precisamente brillante, el croata Kus, muy por debajo de lo que se esperaba de él tras su fichaje, rubricó su pésima eliminatoria fallando dos tiros libres, sus únicos lanzamientos a canasta en todo el partido. Sus errores le dieron a Mickeal la oportunidad de anotar la canasta de la victoria azulgrana a falta de dos segundos para la conclusión del duelo, despidiendo al Unicaja del título.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de mayo de 2008