Anatomía de Dempsey

El actor televisivo de moda presenta 'La boda de mi novia'

Sabe que su fallo está en los labios, demasiado finos, y lo disimula bien con una amplia sonrisa y un rostro con barba de día y medio. Patrick Dempsey, el neurocirujano más famoso de la televisión en Anatomía de Grey, estuvo ayer en Madrid presentando su última película, La boda de mi novia, en la que explota su aspecto más cómico al convertirse en la dama de honor de su mejor amiga cuando ésta decide casarse. ¿Se imaginan al chico guapo y ligón renunciando a la mujer de la que está enamorado? En esa aventura se ha embarcado el doctor Dereck Shepherd entre descanso y descanso de la grabación de la serie televisiva que le ha llevado al estrellato y por la que ha firmado para siete años más.

"las dificultades y la lucha por el éxito me han hecho ser humilde"

No ha sido fácil para Dempsey (Lewiston, Maine, 1966), casado con la maquilladora Jillian Finky y padre de tres hijos, que ha llevado una carrera con muchos altibajos, llegar a las portadas de las mejores publicaciones gracias a su interpretación del doctor Shepherd. Reconoce que ha tenido momentos de flaqueza, pero que nunca quiso tirar la toalla. "Las dificultades y la lucha por el éxito me han hecho ser humilde y no perder nunca la perspectiva de dónde estuve y dónde estoy. Y me han hecho que tenga más respeto por la profesión". En esa misma línea dijo que "lo importante es el proceso, no el final".

Dempsey, que ya fue un rompecorazones en clásicos de los ochenta como No puedes comprar mi amor y Loverboy, y que se vislumbraba como una estrella del celuloide, tuvo que esperar a un buen guión como el de la exitosa serie de la ABC para que le empezaran a llegar proyectos de mayor relevancia. "Entrar todas las semanas en los hogares te da una popularidad muy difícil de conseguir por otros medios. Yo estoy agradecido".

Comenzó en el teatro. Hoy no tiene ninguna intención de volver a un mundo en el que al parecer no encontró lo que buscaba: "Fue un camino equivocado al que no tengo intención de volver. No me interesa nada por ahora". En lo que tiene intención de embarcarse es en el mundo de la producción para poner en marcha sus propios proyectos. "No quiero estar esperando a que suene el teléfono. Quiero juntar a un grupo de personas en las que confíe y crear un ambiente de trabajo interesante y creativo". Mientras pone en funcionamiento su propia productora, no dejará pasar las propuestas de papeles que le sigan interesando. "Ahora sólo puedo limitarme a una película por año, porque con los rodajes de la serie tengo cierta flexibilidad, pero no para hacer dos películas".

¿Qué tiene previsto hacer en el futuro? Hasta 2015, seguir en el papel del doctor Dereck y mantener su carrera cinematográfica dentro de "las comedias románticas, los thrillers, los filmes de acción, de ciencia-ficción y quizás alguna película poética independiente". No quiere encasillarse en un solo papel y sí avanzar en una carrera en la que se siente cómodo.

Dempsey, gran aficionado a las carreras de coches y fan de Fernando Alonso, dice que le alegra que el piloto haya vuelto de nuevo con su antigua casa, Renault, y espera que las cosas le vayan mejor esta temporada.

La fama de Patrick Dempsey en lalistaWIP

Patrick Dempsey, ayer en Madrid.
Patrick Dempsey, ayer en Madrid.EFE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Aurora Intxausti

Coordina la sección de Cultura de Madrid y escribe en EL PAÍS desde 1985. Cree que es difícil encontrar una ciudad más bonita que San Sebastián.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS