El PSOE acomete una profunda reforma de su funcionamiento

El congreso socialista flexibilizará las formas de militancia

La paz interna y la ausencia de lucha por el poder en la cúpula del PSOE, con un liderazgo indiscutible de José Luis Rodríguez Zapatero, explican que la dirección federal quiera hacer casi una revolución en el funcionamiento del PSOE, en particular sobre el papel de sus agrupaciones o Casas del Pueblo, que nacieron con el partido hace 130 años. Ocurrirá a partir del 37º congreso federal del partido, convocado para el primer fin de semana del próximo julio, del que saldrá la autorización para disolver agrupaciones, crear otras y poner al frente de ellas a militantes con la obligación de relacionarse con los ciudadanos de su entorno y hacerles llegar las propuestas del PSOE.

Así figura en el borrador de la Ponencia de Organización, elaborada por el Secretario de Organización, José Blanco, dentro de la Ponencia Marco, que coordina Jesús Caldera.

Aunque la descripción que se hace de las funciones de las agrupaciones huye de descalificaciones, se entiende con claridad que su trabajo en la sociedad es bastante inútil o ineficaz. No obstante, se precisa que el comportamiento no es homogéneo y que entre las 4.000 agrupaciones que el PSOE tiene en España las hay muy activas. Pero el Plan de Modernización de las Agrupaciones llegará a todas, con un protocolo de funcionamiento que llevará incluida "una permanente tarea de evaluación".

Grandes ciudades

La división del PSOE por distritos será una primera medida en ciudades de más de 250.000 habitantes o de 175.000 si son capitales de provincia. Se crearán 35.639 coordinadores, el mismo número de secciones electorales que hay en España. Ese coordinador será "el nuevo nexo permanente entre el PSOE y la sociedad". Estos coordinadores recibirán información y herramientas adecuadas para dirigirse a los ciudadanos de su entorno.

Ese contacto es inexistente en el PSOE, cuya presencia en las grandes y medianas ciudades no es percibida por los ciudadanos. "El Partido Socialista reforzará su papel en los grandes municipios donde la derecha ha consolidado posiciones hegemónicas", señala la ponencia. La estructura del partido "se aleja de la realidad de la ciudad", agrega.

También cambiará la forma de militar en el partido. En las campañas, se ha constatado el interés de muchos ciudadanos de relacionarse con el PSOE a través de Internet. Así, nacerá la figura de los "cibermilitantes", que se unirán a los "500.000 militantes y simpatizantes" que el PSOE dice tener.

A partir del próximo congreso federal, el PSOE se da seis meses para poner en marcha la fundación que dirigirá Jesús Caldera y que agrupará a las que ahora están vinculadas al partido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 10 de mayo de 2008.

Lo más visto en...

Top 50