El 'número dos' de Aguirre critica a Rajoy por tener al PP "descabezado"

Los 'marianistas' defienden los tiempos del líder mientras arrecian los reproches

La barra libre de declaraciones en el PP ha llegado a tal extremo que lo que hasta hace poco sólo se decía en privado, sobre todo las críticas directas a la gestión de Mariano Rajoy, algunos ya lo hacen abiertamente en público. Ayer le tocó el turno a Ignacio González, mano derecha de Esperanza Aguirre, la presidenta de Madrid, que tradujo con extrema dureza lo que varios dirigentes vienen diciendo en voz baja.

Así fue la campaña electoral de Rajoy

Más información

"Parece que el sentido común indica que cuando alguien decide que ya el equipo que tiene no le vale y decide que tiene que nombrar [otro], lo tiene que hacer cuanto antes y sobre todo teniendo en cuenta que no parece que sea lo mejor ni para el partido ni para el ejercicio de las funciones de oposición tener cuatro meses descabezada la dirección del principal partido de la oposición", sentenció González.

La idea de que Rajoy, después del abandono de Acebes -que formalmente sigue de secretario general pero sin poder real desde que ha anunciado que en un mes y medio lo deja- está demasiado solo no es exclusiva del entorno de Aguirre, su gran rival política. Incluso entre personas muy cercanas al líder, y otras que apuestan por su continuidad, se insiste en la idea de que tiene que mover ficha y nombrar a su número dos, una opinión que en público ha liderado estos días Gustavo de Arístegui, portavoz de Exteriores.

Sólo algunos marianistas conocidos, los más oficiales, aparecen estos días en los medios para defender la calma con la que el líder se está tomando este asunto. En los últimos días lo había hecho Soraya Sáenz de Santamaría, la portavoz, y ayer fue Alberto Núñez Feijóo, presidente del PP gallego y responsable de la ponencia de Estatutos. Este dirigente aseguró que Rajoy presentará a su equipo para el congreso del partido en Valencia, "cuando crea conveniente" después de que presente su candidatura de forma oficial.

Feijóo asume así que Rajoy sólo dará los nombres durante el congreso. Fuentes del entorno del líder creen que lo hará antes, en cuanto baje un poco la presión, para no mostrar que ha cedido. Otros dirigentes consultados creen que Rajoy está preparando un equipo con gente muy fiel, y no quiere desvelarlo antes de tiempo por temor a las críticas que generará, similares a las que produjo la elección de Sáenz de Santamaría.

Mientras tanto, la presión arrecia. Incluso Juan Costa, que se había mantenido hasta ahora en un discreto segundo plano -aunque es conocido su malestar porque Rajoy sólo le ofreció ser el número dos de Sáenz de Santamaría y él ha decidido quedarse de diputado raso- habló ayer claro en RNE: "Entiendo perfectamente y comprendo a los dirigentes y militantes que piensan que debe dar a conocer cuanto antes a su equipo y proyecto". Costa apuntó que el "reto" de Rajoy es "conseguir la confianza, el respaldo, el compromiso, la ilusión y el apoyo pleno de los compromisarios", y concluyó con una idea: "Me gusta un PP donde quepamos todos".

Por su parte, la diputada por Valladolid Ana Torme recordó que Rajoy no puede pedir "confianza a ciegas" sin decir "con quién va a trabajar".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0008, 08 de mayo de 2008.

Lo más visto en...

Top 50