'El Cid' sale a hombros de la Monumental

Se inauguró ayer la temporada taurina barcelonesa con un triunfo extraordinario de El Cid, que hizo una gran faena al cuarto de la tarde, modelo de torería, temple y buen gusto. Conjugó una faena de maestro coronada con una gran estocada. Entusiasmo general y justo premio de dos orejas. En su primero, el trasteo tuvo pasajes lucidos, pero sin poder redondear porque el astado adquirió sentido durante la lidia.

El Fandi creó su habitual espectáculo en banderillas. En su primero, llevó a cabo un muleteo valeroso y muy aplaudido, pero en el que no acabó de cuajar con un bravo ejemplar. En el quinto, no consiguió dominar a un astado repetidor y violento, y pasó un mal rato delante de él. Alejandro Talavante arriesgó mucho en su primero, un astado nada fácil, con una faena de mucho mérito, valor y cabeza, pero falló con la espada, y quedó todo reducido a una ovación. El sexto fue protestado por su flojedad, pero Talavante intentó hacer faena insistiendo con decisión, pero infructuosamente.

Después de su gran actuación, El Cid salió a hombros por la puerta grande.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS