Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los constructores de Lugo amenazan con irse

La inseguridad jurídica que genera la falta de planeamientos adaptados a la Ley del Suelo y la inmediata entrada en vigor de las Normas do Hábitat Galego han suscitado la alarma en los constructores de Lugo, que amenazan con irse de Galicia.

"Con esta inseguridad no podemos trabajar en Galicia. Es imposible. Y los empresarios de la construcción tendremos que marcharnos de aquí". Así de contundente se mostró el presidente de los constructores lucenses, (APEC), Hipólito Trinidad Losada, en el transcurso de la presentación de un informe sobre el sector de la construcción en la provincia de Lugo.

Losada aventuró que las normas del Hábitat incrementarán en un 30% los costes de la construcción, lo que tendrá "una lógica repercusión" en el precio final de las viviendas. Para avalar esta afirmación explicó que hasta ahora los constructores eran capaces de construir viviendas de 85 metros cuadrados para ser habitadas por familias con 3 o 4 hijos, pero con la nueva norma, advirtió, "sólo seremos capaces de hacer apartamentos en esa superficie".

El presidente de la APEC consideró "lógico" que la Fegamp haya recurrido la norma Hábitat. "Dimos muchas explicaciones e hicimos todo lo que teníamos que hacer para convencerles de la burrada tan grande que hicieron, pero no fue posible", agregó. Con todo, Trinidad se mostró convencido de que los problemas que apuntan los constructores "se solucionarán con el tiempo, cuando se den cuenta que es imposible".

Los constructores esgrimen que, según une studio sobre la disponibilidad de Suelo Urbano Consolidado (SUC), más del 70% de ese suelo no cumple con la normativa Hábitat, lo que obligará a los constructores a recurrir a la excepcionalidad que contempla la ley, con lo que sería la propia Xunta la encargada de tramitar las licencias. Se trata de otra dificultad añadida: "Si una consellería tarda ahora meses en tramitar cuatro papeles, es fácil imaginar lo que tendremos que esperar en toda Galicia para que esas licencias se lleguen a dar".

Losada puso el ejemplo de una promoción de más de 100 viviendas en Ribadeo, que tiene el PGOM aprobado inicialmente y cuenta con la documentación requerida, pero que la nueva norma del Hábitat impedirá su edificación "porque la orientación de la fachada no garantiza el mínimo de una hora de sol diaria".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de abril de 2008