Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"La guerra del agua llega a Europa"

Los socialistas valencianos, por boca de su portavoz en las Cortes, Ángel Luna, lamentaron que Francisco Camps llevara "a Europa la guerra del agua" y desdeñaron la validez del informe aprobado en el Comité de las Regiones porque "no tiene ningún carácter vinculante". En la misma línea se pronunció el Instituto Aragonés del Agua, que calificó el documento de "mero informe sin valor jurídico, elaborado por una subcomisión de un órgano consultivo y apoyado por una mayoría no consensuada". Fuentes de la delegación catalana lamentaron la aprobación del texto, que vuelve a presentar los trasvases como única solución al problema estructural de la sequía. "Nuestra apuesta son las desaladoras", explicaron estas fuentes, que también rechazaron la utilización "partidista" por parte del PP de la actual sequía que padece Cataluña. Los intentos del Partido Popular de presentar el trasvase del Segre que defiende el Gobierno catalán como una reedición del rechazado trasvase del Ebro también encrespó los ánimos de la Generalitat de Cataluña. Desde el Gobierno catalán se reiteró que ambos proyectos "no son comparables". El consejero de Presidencia del Gobierno de Aragón aplaudió el voto en contra de los representantes catalanes y dijo no estar excesivamente preocupado porque "los órganos que deciden ya se han pronunciado y siempre en el mismo sentido". La portavoz de Compromís, Mònica Oltra, y la coordinadora de EU, Glòria Marcos, también se mostraron críticas con Camps.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de abril de 2008