Reportaje:

"Que piense por qué se ha lesionado"

Pruna, médico del Barça, descarta que el tirón de Ronaldinho sea motivado por las molestias que sufrió en el último mes

La controversia en torno a la lesión de Ronaldinho hizo romper ayer su silencio al equipo médico del Barcelona. "Tiene mucho que pensar en por qué se ha lesionado", aseguró el doctor Ricard Pruna, quien, sin embargo, reconoció: "La vida privada de Ronnie es suya. Pero su planificación, de camilla y gimnasio, la ha hecho con un comportamiento profesional".

Tanto Pruna como Toni Tramullas descartaron que la lesión de Ronaldinho -sufre un tirón muscular en el aductor y estará seis semanas de baja como mínimo-, sea consecuencia de las molestias que han martirizado al futbolista durante el último mes y también desmienten haber omitido información sobre dicha lesión, como señalaron algunos atendiendo a que en la resonancia se describía que "existían irregularidades que se atribuyen a osteopatía púbica". El tirón muscular, en cualquier caso, puede firmar el adiós definitivo de Ronnie al Barcelona. Extrañamente ayer no hizo acto de presencia el jefe del área médica, Ramon Canal.

"Volvió a entrenarse sólo cuando él quiso, con cero molestias", afirman los doctores
"Y su planificación de camilla y gimnasio la ha hecho como un profesional"
Más información
Berlusconi: "Intentaremos ficharle"

El 17 de marzo, el club azulgrana emitió un comunicado. "Ante la persistencia de las molestias musculares en el aductor, una resonancia magnética revela que no existe ninguna lesión tendinosa y muscular", rezaba el papel, mal acogido por el entorno de Ronaldinho al considerar que se publicó sin su consentimiento. "Nosotros le explicamos a Ronnie el resultado de la resonancia. Igual no leyó el comunicado, pero sí que sabía el contenido del parte y autorizó que se hiciera público", respondió Pruna.

El médico rechazó haber escondido información sobre la resonancia. "Existe el código deontológico y no se ocultó información. Lo que pasa es que no revelamos todo lo que ponía en la resonancia porque nunca lo hemos hecho. Eso es información privada del paciente", se defendió. Y, ante las suspicacias, matizó: "Le hicimos tres ecografías y una resonancia para adjuntar las pruebas complementarias al diagnóstico clínico. Determinamos, como ponía en el parte, que tenía molestias pero no a nivel muscular". Ahora, sin embargo, está roto y no queda lugar a dudas.

El jueves Ronaldinho chocó con Edmilson en la última acción del entrenamiento. "No te he hecho nada, ¿no?", le preguntó el medio centro. "No, no", respondió el 10. Pero acabada la sesión, Ronnie se acercó a Pruna. "He notado un clac", le comentó preocupado. Lesión segura. "Era la primera vez que me decía lo del clac", argumentó ayer Pruna, para dejar constancia de que el tirón es nuevo y no guarda relación alguna con las famosas molestias. "Una pubalgia es mucho más que tener dolores", incidió irritado; "es en la misma zona, pero no tiene nada que ver con las molestias".

Los médicos se vieron obligados a referirse a la vida desordenada del jugador, al ser cuestionados sobre si la lesión ha sido consecuencia de aquélla, pero defendieron su profesionalidad. "La vida privada de Ronnie es suya".

Dejar a Ronaldinho interpretar su lesión es una constante. Entre otras cosas, porque ha sido Ronnie quien ha gestionado sus dolores. "Tengo molestias", advirtió hace un mes para encerrarse en el gimnasio con el consentimiento médico. "No tengo molestias; empiezo a correr", convino hace dos semanas. "No me duele nada y puedo entrenar", aclaró hace tres días. Así, salió al césped de La Masia para entrenarse con el grupo.

"Los médicos siempre hemos respetado las sensaciones del jugador. Volvió a los entrenamientos sólo cuando él se vio en condiciones de hacerlo, con cero molestias", abundó Pruna. Ahora, el 10 se ha roto. "Estaba listo para jugar y se ha lesionado. Es una lástima para él y para todos", reveló Johan Neeskens, ayudante de Rijkaard; "pero no quiero hablar más del tema, sino del partido de hoy ante el Getafe".

Al tiempo que Ronnie estaba en la camilla de los fisioterapeutas, habló el presidente Joan Laporta en la 31ª edición de la Trobada [encuentro] mundial de peñas del Barça. "Hay que tener mentalidad ganadora e ilusión. Sería absurdo dar la temporada por perdida", gritó vehemente, exaltado; "podemos ganar la Champions y, por qué no, otra Liga".

Pase lo que pase, Ronaldinho se lo perderá. "Pensar que él regresará antes de seis semanas, es un error", reconoció tajante Pruna.

Ronaldinho en el entrenamiento del jueves.
Ronaldinho en el entrenamiento del jueves.REUTERS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS