Los socialistas de Alicante reclaman un líder creíble

Los bases acusan a la ejecutiva de "dar la espalda a la realidad"

"Las elecciones fueron el choque entre dos locomotoras, pero lamentablemente la del PP arrolló a la nuestra, que parecía la del trenet de cercanías". La frase fue pronunciada anoche por José Camacho, militante de base de la Agrupación local del PSPV de Alicante, durante la asamblea del partido para analizar los resultados de las elecciones generales. El gráfico comentario ilustra el clima de censura con el que los militantes socialistas alicantinos despacharon a sus dirigentes [tanto a los más próximos, lo encabezados por su secretario general, Roque Moreno, como a los responsables de la dirección nacional] por el adverso resultado electoral cosechado el pasado 9 de marzo. En la capital alicantina el PP obtuvo 91.000 sufragios por 74.000 de los socialistas.

Luna: "Ellos [el PP] también estaban divididos, y nos han arrasado"

Las bases del partido reclamaron cambios, tanto en las estrategias, como en las personas. "El líder sí importa, y tiene que ser creíble. Y, sobre todo, no deben seguir los que han perdido", espetó otra afiliada, Yolanda Mezquida. Los militantes socialistas de Alicante actuaron sin rodeos a la hora de dar su particular opinión sobre los diversos grados de responsabilidad en la derrota electoral. A la asamblea acudieron 350 militantes [el censo de la agrupación es de 1.400 afiliados] y 33 de ellos solicitaron la palabra para intervenir.

Los 15 primeros que pasaron por el atril, antes del cierre de esta edición, coincidieron en su critica a la ejecutiva. La gestión de Moreno no recabó ni una sola adhesión. "Nos habéis dado la espalda y mientras os encerrabais en vuestra burbuja, preocupados únicamente por en qué puesto de la lista quedabais finalmente", comentó en tono airado Laura Rojo. "Esta ejecutiva me ha defraudado. Roque [Moreno] se ha encerrado y no ha tenido el respeto que merecen los militantes", añadió. Otro veterano militante, Ernesto Torres, se cargó de un plumazo la teoría de los dirigentes del partido sobre la hegemonía de PP sobre los medios de comunicación. "Líderes tenemos, desde Vinaròs hasta Torrevieja, y si no han salido más es porque son unos mangarrufos y no tiene mensaje". La crítica a la ejecutiva local también marcó la intervención del secretario provincial de las Juventudes Socialistas, Raúl Ruiz. "En la fiesta de campaña de las juventudes no vi a ningún dirigente del PSPV de Alicante", subrayó.

El arreón de las bases a los dirigentes no encontró freno en la autocritica intervención previa del secretario general ni en el profundo análisis del portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Ángel Luna. Roque Moreno admitió "muchos errores" durante la campaña. "No hemos sabido trasladar nuestro mensaje. Lo que demuestra que nuestra influencia en el tejido asociativo de la ciudad es muy escasa", aseveró. "El PP ha sabido construir un mensaje nítido sobre la base de unos argumentos que ha repetido constantemente, y nosotros hemos caído en la maraña de intentar desmontar su estrategia", añadió.

Por su parte, Ángel Luna, apuntó que unas de las claves de la victoria del PP ha sido su "acertada" estrategia a la hora de captar el llamado voto emocional. "Pero no el basado en la dicotomía de izquierdas o derecha, sino a través de un mensaje territorial y transversal, en el que ellos aparecen como los protagonistas de la imagen positiva de la Comunidad, y nosotros como sus adversarios", razonó. Para Luna, la división del partido o la falta de liderazgo no ha sido la clave: "Ellos también estaban divididos e incluso han llegado a pegarse en asambleas, y sin embargo, nos han arrasado".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS