Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:Beppe Grillo | Cómico italiano, agitador político y creador de un superfamoso 'blog' | ENTREVISTA

"La Red lo absorberá todo"

En el Parlamento italiano se sentaban 25 diputados con condena firme por delitos de corrupción y colusión con la Mafia. En cinco años logramos echar a uno de ellos. Si seguimos así, en 120 años habremos terminado de echarlos". Con esta denuncia hecha con humor, el cómico italiano Beppe Grillo empezó su personal batalla en la Red hace tres años. Hoy, su blog (www.beppegrillo.it) recibe 250.000 visitas diarias, está traducido al inglés y al japonés, y es el noveno más visitado en el mundo, según datos de la agencia Technorati. Este cómico genovés, con su peculiar forma de lucha, encarna perfectamente el desprecio a la Administración pública que se respira en Italia en vísperas de unas muy discutidas elecciones anticipadas.

"No puede haber democracia si alguien controla tres televisiones y 20 periódicos"

"Todos los intermediarios de la información desaparecerán: periodistas y políticos"

A pesar de que fue alejado de todas las televisiones en las que actuaba por sus crudos ataques al poder, todos los italianos conocen perfectamente a este señor corpulento de rizos grises, barba espesa y mirada loca, que siempre viste de negro y anda en medio del público de los teatros gritando sus bromas y denuncias.

En junio de 2007, Grillo habló durante una hora en el Parlamento Europeo y pidió a los diputados que bloquearan todo tipo de financiación a Italia. "Es como dárselos a Bokassa, se los come", dijo. El 8 de septiembre convocó el llamado V-day. V, por vendetta y vergüenza, pero en particular por vaffanculo [a tomar por culo], dirigido a la clase política, en un gesto liberatorio. Dos millones y medio de personas respondieron a su llamada.

Los intelectuales italianos se han dividido entre quienes apoyan la causa del cómico genovés, como el premio Nobel Dario Fo, y quienes le acusan de "populista" y "antipolítico". Eugenio Scalfari, fundador del diario de centro-izquierda La Repubblica, describió el V-day como un movimiento de masas, liderado por un demagogo, que podía representar el preludio de la llegada a Italia de un dictador de derechas. Poco después, Umberto Eco señaló que el éxito de Grillo representaba "una incipiente enfermedad en el cuerpo político".

Para el próximo 25 de abril, Grillo ha convocado otro V-day contra el servilismo de la prensa y contra la financiación pública de los periódicos.

Pregunta. Italia se prepara para votar en elecciones anticipadas en abril, pero ¿está preparada?

Respuesta. Es necesario dar significado a las palabras. No son elecciones, son un fraude que se está perpetrando para perjudicar al ciudadano desinformado. Son elecciones anticonstitucionales, convocadas con una ley que no permite al votante elegir ni candidato ni partido. El primer artículo de nuestra Constitución establece que "el pueblo es soberano", pero el pueblo ya hace años que no existe. Han sido apartados dos referendos, uno traicionado por el Gobierno de Berlusconi y otro por el de Prodi. La suerte está echada. No hay verdadera contraposición. La verdadera democracia reside abajo, y hay que dejarla permanecer abajo.

P. Se está viendo de todo en Italia: primero, la crisis de la basura; luego, la crisis de Gobierno y, finalmente, la vuelta de Berlusconi. ¿Qué está pasando?

R. No hay diferencia entre Berlusconi y Veltroni: "Menos impuestos, más salario...". Están de acuerdo acerca de las cosas que cambian la vida a millones de personas: acerca de los incineradores, de las centrales nucleares, de la construcción de un túnel de 50 kilómetros en Val di Susa [al norte] para la Alta Velocidad, de la apertura de los puertos para que entren los grandes cargueros chinos, sobre el crecimiento en cemento, la construcción de autopistas... Estamos en el colapso de la economía, y los residuos representan el infarto del sistema.

P. ¿Hay falta de información?

R. Absolutamente. El segundo V-day será justamente sobre la información, porque es la responsable. Los diarios y los telediarios ya no son más que oficinas de marketing de los grandes grupos de poder, desde los bancos hasta los políticos. No puede haber una democracia en Italia cuando una sola persona (Berlusconi) controla tres televisiones, 20 periódicos y un gran grupo editorial.

P. ¿Por qué no ha sido aprobada una ley sobre el conflicto de interés?

R. Habría que preguntárselo a la izquierda. La primera cosa que hizo, una vez en el poder, fue decidir un indulto, fundamentalmente para que los políticos no fuesen a la cárcel. Así que yo también quiero tener derecho a delinquir. Quiero estar en las mismas condiciones que una persona [Berlusconi] que dice que "el balance falso no es un delito". En Italia tenemos 24 condenados en firme en el Parlamento y 65 condenados en primer grado, y sobre cuyas penas se ha llegado a algún pacto o que sus delitos han prescrito. En total, son unas ochenta personas que tienen problemas con la justicia y cuyo trabajo es hacer las leyes. Yo tengo que permitirme el mismo grado de delincuencia legal. En política, los ciudadanos tendrían que participar 24 horas al día, todos los días. En Italia tenemos políticos de 80 años que proyectan un futuro que no verán nunca.

P. En este momento, en Italia, ¿qué significado tiene su blog?

R. Es una información alternativa. No soy yo, es la Red la que permite el intercambio. La Red es la espada de Damocles sobre la información periodística y televisiva. Absorberá todo. La información ya no será unilateral, sino de intercambio, los medios serán asimilados. Todos los intermediarios desaparecerán: periodistas y políticos (...). Tendríamos que cambiar de manera espectacular, suavizando nuestras vidas, comprando cerca, moviéndonos menos y sólo por placer, utilizando las tecnologías.

P. ¿Qué es lo que usted propone?

R. Yo promuevo la presentación de listas cívicas, en las que los candidatos tengan que estar limpios de acusaciones judiciales, residir en el lugar y no pertenecer a partidos. Después subirán su currículo a Internet y los ciudadanos podrán controlar a quiénes van a votar. El candidato, una vez elegido, tendrá que mantener un blog de diálogo con los electores. Si es un criminal, estará claro en 24 horas.

P. Una de las críticas que se le han hecho es que usted no sería elegible en las listas que propone porque ha sido condenado en firme por homicidio involuntario.

R. Nunca me he propuesto, tampoco lo he pensado. Yo puedo hacer otras cosas y las haré. También hemos dicho que habría que diferenciar los delitos: yo fui condenado hace 20 años por un accidente de automóvil. Si las personas han sido condenadas por crímenes contra el patrimonio, no deben tener acceso a la Administración pública. Estoy convencido de que un político tiene que ser más transparente que las otras personas.

P. ¿Por qué ha llamado a su movimiento vaffanculo?

R. Ahora es el V-day, pero en su momento el vaffanculo fue un trago de agua limpia, para decir "basta". Fue un gesto liberatorio que venía desde el alma. Luego me han dicho que soy un populista y un nazi. Sin embargo, dos millones y medio de personas participaron el 8 de septiembre, sin publicidad en la televisión. En un día recogimos 500.000 firmas. El 25 de abril intentaremos recoger firmas para tres referendos en un solo día: eliminar la financiación pública a la prensa, eliminar la corporación de periodistas y abrogar la ley Gasparri de las frecuencias televisivas, porque ahí reside el conflicto de intereses.

P. ¿Cómo se ve dentro de diez años?

R. Como ahora, con seis hijos más grandes y quizá abuelo, un abuelo luchador. -

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de marzo de 2008