Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Polémica

Un reportaje de la BBC causa malestar en Suráfrica

A menudo es necesaria la visita de un extranjero para que uno redescubra la belleza de su propio país. Pero si en lo único que se fija es en las vergüenzas nacionales, el asunto cambia. Y si el foráneo es un periodista de la BBC y realiza un documental en el programa estrella, Panorama, la polémica está servida.

A menudo es necesaria la visita de un extranjero para que uno redescubra la belleza de su propio país. Pero si en lo único que se fija es en las vergüenzas nacionales, el asunto cambia. Y si el foráneo es un periodista de la BBC y realiza un documental en el programa estrella, Panorama, la polémica está servida. Es lo que muchos en Suráfrica creen que hizo Fergal Keane en No more Mandelas (No más Mandelas), que se emitió el pasado lunes en Reino Unido y que presentó a Suráfrica como un país a la deriva, asediado por criminales, sida, pobreza y corrupción, y con un posible futuro presidente, Jacob Zuma, potencial carne de prisión por aceptar sobornos. Bien lejos de la figura de Nelson Mandela, de cuyo legado el espacio se pregunta si ha sido derrochado por sus sucesores.

Nada de estabilidad democrática, de un sistema judicial independiente, de crecimiento económico o atractivo turístico, nada del Mundial de fútbol 2010. La polémica por el programa en Suráfrica no ha sido sólo por lo negativo del programa o por cómo puede afectar a su imagen en el exterior, sino por la entrevista a Jacob Zuma, quien, tras haber derrotado a Mbeki, puede llegar a convertirse en presidente. El tono del periodista también se ha cuestionado."¿Es usted un chorizo?", le suelta a bocajarro. Asimismo le pregunta: "¿Cómo se explica que de Nelson Mandela se haya llegado a Jacob Zuma?". Y ahí, Zuma, da el pie al título del reportaje: "Es una pregunta errónea. No puedes tener cien Mandelas, imposible. No se puede juzgar a un país por su líder. A menos que digas que Suráfrica sólo puede producir Mandelas". Pues eso, No más Mandelas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de febrero de 2008