La revista del CAC analiza los límites de las ofensas

El Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC) ha constatado que cada vez son más frecuentes las protestas de personas o grupos que se quejan por imágenes que consideran ofensivas. De ahí que este organismo haya decidido dedicar el último número de su revista, Quaderns del CAC, a analizar los límites del "derecho a la burla". Frente al auge de determinados grupos de presión con ánimo censor, en esta publicación del CAC la mayoría de los autores de los artículos abogan por una concepción liberal del derecho de opinión. "La ofensa es subjetiva. No de quien la hace, sino de quien la percibe", afirmó ayer en la presentación de la revista Victòria Camps, consejera del CAC.

Entre los presentadores figuraba el periodista Salvador Alsius, que aprovechó para reiterar el malestar de los profesionales de los medios públicos por el aval concedido por el CAC a los consejeros de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales. "Existe un desacuerdo profundo al ver que el CAC no ha frenado la operación política de poner al frente de la corporación a consejeros partidistas", dijo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción