Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres muertos al volcar una furgoneta en la avenida de Andalucía

Otros cuatro ocupantes del vehículo resultan heridos y uno ileso

Una furgoneta en la que viajaban ocho ecuatorianos volcó a las nueve de la noche de ayer en la avenida de Andalucía, a la altura de la calle de Sáhara, después de que su conductor perdiese el control del vehículo. Como consecuencia, murieron tres de sus ocupantes: un hombre de unos 45 años, una mujer de 19 y una niña de 3 años. Todos los ocupantes del Citroën Berlingo blanco salieron despedidos o por su propio pie del vehículo, salvo la niña de tres años fallecida, que quedó atrapada en su interior y su cuerpo tuvo que ser rescatado por los bomberos.

La avenida de Andalucía y la calle de Sáhara se cruzan a distinto nivel, de modo que la primera pasa sobre la segunda. Cuando el conductor perdió el control del vehículo, la Citroën Berlingo salió despedida hacia la calle de Sáhara arrancando los setos a su paso. Chocó contra una valla metálica y volcó entre los árboles de la calle de Sáhara. Las causas del accidente están siendo investigadas por la Policía Municipal.

En la furgoneta viajaban dos familias. El conductor, Wilson, estaba acompañado por una de sus hijas, Jessica, de 19 años; y por su hijo, Wilson Junior, de 17. Wilson (el padre) y Jessica murieron, mientras que el menor resultó ileso. Los efectivos del Samur que se trasladaron al lugar de los hechos certificaron la muerte del padre y trataron de reanimar a la hija sin éxito, según una portavoz de Emergencias Madrid.

Según explicaron familiares de las víctimas, Wilson se dirigía a San Cristóbal de los Ángeles, donde residían los miembros de la otra familia ecuatoriana que viajaba en la furgoneta. Habían pasado la tarde juntos. Supuestamente, ninguno llevaba puesto el cinturón de seguridad y la niña fallecida tampoco contaba con los dispositivos de seguridad vial obligatorios. La avenida de Andalucía tiene cuatro carriles por sentido en ese tramo. La velocidad está limitada a 50 kilómetros por hora. Son frecuentes los controles por parte de la Policía Municipal.

La segunda familia estaba compuesta por un hombre, una mujer y las dos hijas de ambos, una de 3 años, fallecida, y otra de pocos meses. Todos viajaban en el vehículo. El bebé y su padre, Aroldi, tuvieron que ser trasladados al hospital Doce de Octubre y al Gregorio Marañón, respectivamente, por sufrir sendos golpes leves en la cabeza. La madre de las niñas también fue ingresada en el Gregorio Marañón a causa de un traumatismo craneoencefálico moderado.

El octavo ocupante del vehículo era un hombre de unos 40 años que, según los familiares de las víctimas, era amigo íntimo de Wilson y Aroldi.

La mujer del conductor, Griselda, de 43 años, se desplazó hasta la calle de Sáhara cuando le comunicaron lo ocurrido, y tuvo que ser trasladada al hospital debido a una fuerte crisis de ansiedad, según explicó su cuñada y hermana del fallecido. La familia vivía en España desde finales de los noventa, cuando se trasladaron a la capital en busca de trabajo. Wilson estaba empleado en la construcción. Las víctimas tienen a sus familias distribuidas entre Madrid y Ecuador, ya que algunos de los tíos de familia viven en la capital. Anoche la noticia llegó también a los familiares residentes en el país suramericano.

El de ayer no fue el único accidente mortal en Madrid durante el fin de semana. Un hombre de 30 años murió atropellado poco antes de las diez de la noche del sábado en el kilómetro 10 de la M-30, entre el Puente de Vallecas y Méndez Álvaro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de febrero de 2008