Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un traje de baño muy rentable

Una pieza perdida por Nicole Kidman se subasta tres veces

Un bañador que la actriz australiana Nicole Kidman se olvidó en Suecia en 2002 durante el rodaje de Dogville ha sido subastado por 16.200 coronas suecas (unos 1.700 euros) para la compra de nueve vacas indias.

El traje de baño negro ha sido vendido por una pequeña ONG que apoya proyectos de ayuda al desarrollo y que se ha propuesto facilitar con ello a nueve familias indias la compra de una vaca, según contó ayer el diario sueco Sydsvenskan. Al parecer no hay duda de que el bañador perteneció a Kidman, pues durante el rodaje de Dogville, a las órdenes de Lars von Trier, la actriz alquiló en la localidad de Vänersborg (oeste de Suecia) la piscina para ella sola.

La pieza tiene tras de sí un notorio recorrido benéfico, pues con ésta son ya tres las veces que ha salido a subasta. La primera vez obtuvo 30.000 coronas (3.200 euros), casi el doble que ahora, para niños enfermos de cáncer. Poco después cambió de dueño por 5.500 coronas (unos 580 euros) destinadas al Ejército de Salvación.

El nuevo dueño, cuya identidad no ha sido facilitada, se ha mostrado a favor de sacarle más partido a esta prenda de baño: "Tiene que dar de sí para más vacas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de febrero de 2008