Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Volodia Teitelboim, figura emblemática del PC chileno

Premio Nacional de Literatura, escribió las biografías de Pablo Neruda, Gabriela Mistral y Vicente Huidobro

Miles de personas fueron ayer a despedir en el salón de honor del Congreso Nacional en Santiago los restos del ex secretario general del Partido Comunista (PC) de Chile y escritor Volodia Teitelboim, que falleció el jueves a los 91 años, víctima de una neumonía después de luchar contra un cáncer linfático durante dos años.

Miles de personas fueron ayer a despedir en el salón de honor del Congreso Nacional en Santiago los restos del ex secretario general del Partido Comunista (PC) de Chile y escritor Volodia Teitelboim, que falleció el jueves a los 91 años, víctima de una neumonía después de luchar contra un cáncer linfático durante dos años. Teitelboim será sepultado hoy en el Cementerio General de Santiago y previamente el partido en el que militó durante 76 años realizará un acto masivo en su recuerdo.

Ayer recibió un cálido homenaje del Gobierno. La presidente Michelle Bachelet y tres ministros rodearon el ataúd de Teitelboim formando una guardia de honor y cantaron La Internacional, acompañados por los asistentes. El secretario general del PC, Guillermo Teiller, agradeció el gesto de la presidenta y Bachelet, emocionada, resaltó que Volodia "siempre se entregó con fuerza, pasión y energía a las causas en las cuales él creyó".

"Se fue un grande", dijo la diputada socialista Isabel Allende, hija del ex presidente Salvador Allende, y recordó que Volodia integró el comando de campaña de su padre en sus cuatro postulaciones para llegar a La Moneda. Dotado de una oratoria florida, Teitelboim fue también amigo y camarada del poeta Pablo Neruda y era senador por Santiago hasta el golpe militar de 1973.

El presidente de la Cámara de Diputados, Patricio Walker, lamentó ayer que Teitelboim haya debido fallecer para retornar al Congreso Nacional, del que los comunistas están en la práctica excluidos por el sistema electoral concebido por la dictadura de Pinochet.

Hijo de inmigrantes ucranios, Teitelboim fue bautizado como Valentín, pero siendo comunista, partido al que ingresó a los 16 años, resolvió cambiar su nombre por Volodia, el apelativo que daban a Lenin en su familia. Desde entonces fue más conocido por su nombre que por el apellido.

Abogado de profesión, ejerció de periodista y fue poeta en su juventud, transitando lentamente a la prosa. Aunque nunca dejó de escribir, durante décadas sacrificó su pasión por la literatura por la militancia, pero sin olvidarla. "La política era mi mujer legítima y la literatura mi amante. La amante me rondaba por las noches", afirmó.

El 11 de septiembre de 1973, el día del golpe militar que derrocó al Gobierno socialista de Salvador Allende, Teitelboim estaba fuera del país. En el exterior encabezó la solidaridad con las víctimas y muchos en Chile oían clandestinamente su emisión diaria -Escucha Chile- desde Radio Moscú, informando de los crímenes de la dictadura y llamando a la resistencia.

Pinochet, que en democracia más de una vez había escuchado desde las tribunas del Congreso Nacional la oratoria de Volodia, como recordó el propio Teitelboim, en la dictadura le despojó por decreto de la nacionalidad chilena y lo mantuvo en el exilio.

A Volodia le correspondió encabezar el PC cuando este partido desarrolló su política de todas las formas de lucha contra la dictadura, que incluyó el fallido atentado contra Pinochet de su grupo guerrillero (Frente Patriótico Manuel Rodríguez).

Siendo secretario general del Partido Comunista de Chile, Teitelboim regresó clandestinamente al país. Este corresponsal lo entrevistó mientras permanecía oculto en el país, convocando a la "rebelión popular" y era buscado por los servicios secretos de la dictadura. Llegó al domicilio del corresponsal acompañado por un guardaespaldas armado, con paso cansino y sin ocultar su rostro, salvo por una boina que cubría su calvicie.

Tomó té y galletas. Sostuvo que el PC chileno era diferente del español y que la lucha electoral era parte de las formas de rebelión, anticipando que apoyarían al futuro Gobierno democrático. Lo hicieron y los Gobiernos de la concertación han intentado sin éxito -porque la derecha no da sus votos en el Congreso para una reforma electoral- que el PC vuelva a contar con parlamentarios, como los tuvo en la democracia hasta el golpe militar de 1973.

Al dejar paso a nuevas generaciones en el Partido Comunista, Volodia Teitelboim se dedicó por completo a escribir. Sus biografías de Pablo Neruda, Gabriela Mistral y Vicente Huidobro están consideradas entre las mejores de cada uno de estos poetas chilenos. Repasó la historia del siglo XX a través de sus memorias en cuatro tomos e incursionó en la narrativa. Ganó el Premio Nacional de Literatura en 2002, derrotando a la novelista Isabel Allende.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de febrero de 2008