Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:agenda

La sensibilidad de Sebastiao Salgado

El fotógrafo brasileño denuncia los contrastes de África en una exposición en Jaén

La sede de la Obra Social y Cultural de Cajasur en Jaén acoge la exposición de fotografías en blanco y negro de Sebastiao Salgado África. El fotógrafo brasileño demuestra su gran sensibilidad hacia la pobreza y la miseria en el continente africano, que retrata con toda su crueldad, y reflexiona sobre la condición humana.

A lo largo de las 60 imágenes de gran formato el fotógrafo, Premio Príncipe de Asturias de las Artes 1998, describe este continente de enormes contrastes ausentando el color en sus fotografías "porque así se puede captar mejor el fondo de las cosas", según señala la comisaria de la exposición, Lélia Wanick. La muestra recoge imágenes tan variadas como campos de refugiados en Etiopía, nómadas del desierto, la sequía de países como Etiopía, Sudán o Chad y las guerras de independencia de Angola.

Estas nuevas fotografías forman parte de su proyecto Génesis. Se trata de una serie de fotografías de paisajes, fauna, flora y comunidades humanas. Para Salgado éste es un trabajo de investigación que busca mostrar la naturaleza en su estado primigenio.

Sebastiao Salgado (Brasil, 1944) dejó su carrera de economista para dedicarse a la fotografía, un terreno al que llegó relativamente tarde y de forma autodidacta. Pero nada de eso le ha impedido convertirse en uno de los fotógrafos más reputados universalmente, tanto por la calidad de su obra como por su compromiso con más desfavorecidos.

Se trata de un retrato de África desde muchas perspectivas pero sobre todo, ha denunciado el sufrimiento y la desesperación de sus gentes. Libros como Sahel, Trabajadores o Éxodos reflejan distintas realidades del continente africano. Las fotos de Salgado sirven como reflexión sobre nuestro mundo actual, globalizado y al mismo tiempo tan desequilibrado. Sus imágenes no tienen ningún poder para solucionar los problemas, pero hacen reflexionar sobre nuestra condición humana y nos hacen ser más solidarios, si no con aquellos que aparecen en sus imágenes, por lo menos con la gente que está al nuestro alrededor, por nuestras calles.

Al autor siempre le ha cautivado África y ha sido su fuente de inspiración. Y eso se nota en la sensibilidad que transmite en cada fotografía. En este continente comenzó su leyenda fotográfica. Desde que en los años setenta hizo un reportaje sobre Nigeria, ha cubierto las principales guerras del continente y ha intentado mover las entrañas de la gente a través de su comprometido trabajo.

en la sala de exposiciones del centro cultural miguel castillejo. jaén. hasta el 16 de febrero. gratuito.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de enero de 2008