Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España supera los 60 millones de turistas pese a la ralentización del sector

La actividad turística crecerá por debajo del conjunto de la economía en 2008

El sector turístico lleva años creciendo por debajo del conjunto de la economía, pero España sigue siendo una potencia mundial: este año superará el listón de los 60 millones de turistas, sólo por detrás de Francia, según las estimaciones del lobby Exceltur. La actividad turística perdió velocidad de crucero con un incremento del 2,5% en 2007 -frente al 3,8% de la economía española-, en un año en el que el tirón del turismo urbano e interior compensó el escaso empuje del sol y playa, muy marcado por la competencia de otros destinos del Mediterráneo oriental.

La desaceleración se intensificará este año, con una previsión de crecimiento del 1,9%, de nuevo por debajo del conjunto de la economía. Una estimación, además, "muy condicionada por las incertidumbres que suponen la crisis financiera internacional, la posible recesión en Estados Unidos y la escalada del precio del petróleo", explicó el vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda.

"Se avecina un año complejo, con un muy moderado crecimiento de las ventas y los beneficios de las empresas turísticas", abundó Sebastián Escarrer, vicepresidente de la cadena hotelera Sol Melià y del lobby turístico, en la presentación del balance del sector.

Las ventas y beneficios de las empresas ya crecieron moderadamente el año pasado -por debajo del 5%-, y lo más previsible es que esa situación se repita este año con la única excepción del sector aéreo, que cosechará peores resultados por el impacto del encarecimiento del combustible y, sobre todo, por la sobreoferta de plazas. Fernando Conte, presidente de Iberia, afirmó que las compañías aéreas trasladarán "al menos una parte" de la subida del crudo al precio de los billetes de avión.

Madrid, y a mucha distancia, Barcelona, Valencia, Granada y Santiago de Compostela registraron los mayores crecimientos el pasado año entre los destinos urbanos. En cuanto al sol y playa, la fuerte competencia de Turquía y Egipto deslució el ejercicio, en el que destacaron Baleares, la Comunidad Valenciana y Murcia. Los destinos ganadores en el interior fueron Castilla-La Mancha y Extremadura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de enero de 2008