Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

España acaricia los Juegos

La selección de voleibol se juega hoy ir a Pekín contra Serbia

Antes de proclamarse campeona de Europa por primera vez en la historia, la selección española de voleibol se concentró 10 días en Finlandia. Algo debieron de aprender los españoles esa semana y media porque cuando se encontraron al equipo revelación en las semifinales del torneo, un conjunto sin estrellas, pasaron sobre ellos. Aunque con apuros. Ayer, en el preolímpico que se juega en Turquía, los chicos de Marcelo Méndez hicieron lo mismo de forma mucho más cómoda (3-1) para plantarse en la final que hoy otorga una plaza para los Juegos Olímpicos de Pekín. Les espera Serbia (15.30, Eurosport).

La victoria de ayer es la mejor noticia para el voleibol español desde que el italiano Andrea Anastasi anunciara que dejaba el banquillo poco después del Europeo. Fue irse el hombre que hizo creer a los hermanos Falasca, Rodríguez, Pascual y compañía que eran capaces de ganar a casi cualquier equipo del mundo y España empezó a dudar. En la Copa del Mundo, que regalaba tres pases para Pekín, sólo pudieron ser quintos pese a que fueron mejorando según avanzaba el torneo.

Apenas un mes después, parecen haber recuperado el toque. Se impusieron a Polonia y a la Italia de Anastasi en la primera fase y ayer no necesitaron llegar al último set para deshacerse de los finlandeses en una hora y 35 minutos. El partido empezó igualado. El primer set para España (25-22). El segundo, para Finlandia (21-25). Pero en el tercero los nórdicos parecieron bajar los brazos (25-16). Y ya no los levantaron. 21 minutos después, los españoles habían liquidado el encuentro y se iban a la ducha pensando en la final, en Pekín, en volver a unos Juegos que no pisan desde Sidney 2000.

El trago no será fácil. En la final de hoy les espera Serbia, un equipo potente y con más tablas que el español, que ayer arrolló en un visto y no visto a Holanda (3-0). El ganador logrará un billete para Pekín, donde ya tienen asegurada su presencia China (como país anfitrión), Brasil, Rusia y Bulgaria (medallistas en la última Copa del Mundo) y Estados Unidos y Venezuela, que ganaron sus preolímpicos regionales. Para España es su penúltima oportunidad. Si fracasa hoy, deberá esperar al último Preolímpico en mayo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de enero de 2008