Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sagunto afronta otro plan de segregación del Puerto

El Ayuntamiento debe validar 16.000 firmas separatistas

El Ayuntamiento de Sagunto tendrá que validar esta semana las más de 16.000 firmas presentadas por el partido Segregación Porteña (SP) con el fin de refrendar la escisión del municipio en dos: Sagunto, que se quedaría con una población de unos 20.000 habitantes, y el Puerto, con 40.000. Comienza así la quinta iniciativa de los habitantes del Puerto para conseguir la independencia, una pretensión que se remonta ya a 1927. Durante la República, en 1937, hubo otro intento, impulsado por la CNT. Con la dictadura franquista, en los sesenta, también se insistió en la independencia, pero tampoco prosperó. Ya en democracia, ha habido dos intentos, un expediente iniciado en 2003, que todavía colea en los tribunales, y el que ahora acomete SP.

Jaime Goig, portavoz del partido, que con los seis concejales logrados en las últimas elecciones ha duplicado su representación municipal, asegura que su formación fue la más votada en todas las mesas del Puerto. Para impulsar la segregación tenían que reunir tantas firmas como la mitad más uno de los censados en el área a escindir. Es decir, si el censo del Puerto fija en unos 31.900 los vecinos con derecho a voto, con 16.000 firmas podrían forzar al Consell a tomar una decisión. "Es prácticamente imposible que el Consell se niegue a respetar la voluntad de los vecinos", asegura Goig.

En el expediente acometido hace cuatro años y medio, el partido separatista afirma que reunió esas firmas, pero no logró que el Ayuntamiento las validara. El asunto ha llegado a los tribunales. Pero SP no va a esperar a que resuelvan los jueces y ha lanzado otro expediente tras el espaldarazo electoral del pasado 27 de mayo. Y ahora, la presidenta del partido, Pilar Fernández, asegura que el secretario municipal tendrá que confirmar las firmas recogidas. Goig explica que esta vez han presentado cada firma ante notario mediante dos testigos. Para ello han trabajado con un grupo de 20 personas que han reunido las firmas en equipos de dos. Desde hace meses las firmas están siendo entregadas en el Ayuntamiento y cada vez que ha surgido un problema con la validez de alguna, SP intenta volver a recoger la rúbrica correspondiente.

Una vez certificadas las firmas se abre un periodo de alegaciones de 30 días y luego se celebra un pleno municipal, pero solo tiene carácter consultivo. La piedra estará entonces en el tejado de la Consejería de Administraciones Públicas, que deberá tomar la decisión.

En Sagunto gobierna ahora el PP en minoría con 9 concejales. PSPV y SP cuentan con 6 cada uno, mientras que EU y Bloc disponen de dos ediles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de enero de 2008