Un equipo derrotado por la carretera

Un club de fútbol pierde a dos jugadores en tres semanas en choques de tráfico - Al menos 35 personas fallecen en 28 accidentes desde el inicio de la Navidad

Muy entrada la madrugada del sábado, Alfonso Calvo Simois, de 20 años, no había vuelto a casa y no cogía el teléfono. Había estado trabajando de camarero y al terminar salió con sus amigos. Sobre las ocho de la mañana, la preocupación llevó a sus padres, Alfonso y Dolores, a salir a buscarlo. Por la carretera se encontraron su Ford Fiesta destrozado. Era hijo único. Fue enterrado el lunes a las cinco de la tarde en la aldea de Cereixo, municipio de A Estrada, Pontevedra. Como él, otras 34 personas han fallecido en la carretera desde que el pasado viernes comenzó la operación de Navidad.

Alfonso Calvo se salió de una carretera municipal a dos kilómetros del núcleo urbano de A Estrada, según contó el concejal de Deportes, Xosé Carlos Castro. Chocó contra un poste de hormigón. Alfonso jugaba al fútbol en el Sporting Estrada. Llevaba en el club desde los seis años, según recuerda Manuel Regueiro, uno de los directivos. Ya había llegado al primer equipo, que juega en segunda regional, y "era de los titulares". "Era contundente, y alternaba el puesto de central con el medio campo", comentaba Regueiro.

Todo el concello de A Estrada sintió el domingo que revivía la tragedia de hace tres semanas, cuando murió también en accidente de tráfico José García, Josiño. Tenía 21 años, era el interior derecho del Sporting Estrada y amigo de Alfonso Calvo desde que entraron los dos en el equipo siendo niños. Alfonso fue uno de los primeros en acudir al lugar del accidente de su amigo. José García quedó con sus amigos en Santiago de Compostela. Se salió de la carretera en apenas seis kilómetros.

El Sporting Estrada tiene 143 jugadores federados, pero es un club modesto. Enseña el fútbol a los chicos desde los seis años. Alfonso Calvo, un tipo "atlético y alto", planeaba presentarse a unas oposiciones para la Policía o la Guardia Civil.

Al menos 35 personas han perdido a vida en las carreteras españolas en los 28 accidentes mortales ocurridos entre las 15.00 del viernes, cuando comenzó la operación especial de Navidad, hasta las 20.00 horas de ayer, según la Dirección General de Tráfico. Estos siniestros dejaron al menos 16 heridos graves y 14 de carácter leve.

Uno de los accidentes más graves se produjo el lunes por la noche en Madrid, cuando un joven de 18 años murió al salirse de la vía el deportivo que conducía. Además, un hombre de 44 años falleció la noche del lunes en la A-92 a su paso por Baza (Granada). En la misma autovía, una colisión de 20 vehículos en Huétor-Santillán (Granada) dejó ayer cuatro heridos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 25 de diciembre de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50