DOMINGO | EL JUEZ JUAN DEL OLMO HABLA POR PRIMERA VEZ DEL 11-M

"Contra mí, lo que quieran, pero que no toquen a las víctimas"

El instructor del 11-M reflexiona sobre su trabajo y la campaña de acoso

Pero Del Olmo no arremete contra nadie. Se siente satisfecho y cansado. Tiene 49 años, una grave lesión en la pierna izquierda y glaucoma en los dos ojos. Está convencido de que ha llegado el momento de abandonar la Audiencia Nacional. "He hecho lo que tenía que hacer, y me voy cuando me tengo que ir".

Ahora es su determinación buscar un lugar en Murcia, su tierra, para seguir ejerciendo. Allí le espera su esposa, a la que apenas ha visto en la instrucción, pero quien le ha servido de apoyo y también de advertencia: "No me gustaría tener que empujarte en un carrito porque te has quedado ciego". Los funcionarios de su juzgado dicen que sólo lo han visto desfallecer cuando la campaña, en su afán por derribarlo, afectaba también a los más débiles. "Contra mí, lo que quieran, pero a las víctimas, que no las toquen".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS