La Sindicatura halla fallos en 15 fundaciones públicas

El número de fundaciones de la Generalitat es cada vez más abultado y costoso para las arcas autonómicas. Además, un gran número -unas 15- falla a la hora de rendir adecuadamente cuentas o en los procedimientos de contratación, según se desprende del informe de la Sindicatura de Comptes de 2006.

En la Fundación Agua y Progreso, entidad beneficiada con 1,3 millones de euros y creada en 2004 en defensa del trasvase del Ebro, el órgano fiscalizador cuestiona el procedimiento empleado para contratar la campaña Claro como el agua, que se emite por televisión y donde se aboga por el trasvase del Ebro y se rechaza la desalación. Ni hay informe técnico de las ofertas presentadas para la campaña, ni resolución de la adjudicación ni se ha formalizado contrato.

En otras entidades se han encontrado deficiencias en las memorias de cuentas, una inadecuada contabilización de gastos o carecen de informes de auditoría.

El Consell subvencionó en 2006 con 60 millones a unas 30 fundaciones. Entre las que más fondos recibieron están la del Palau de les Arts, creada en 2005 para impulsar la ópera, con 12,7 millones de euros, o la fundación que gestiona la exposición La Luz de la Imágenes, que recibió otros 10 millones. Más del 30% del gasto de las fundaciones, según la Sindicatura, se gasta en personal, cuya contratación escapa a cualquier control público.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 22 de diciembre de 2007.

Lo más visto en...

Top 50