Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El Villarreal, firme en Atenas

Vulgar y apasionada, la competición griega acoge a futbolistas de diversos tipos y países. Los más meritorios se convierten en estrellas. Jugadores secundarios resultan importantes. Y los mediocres, útiles. En el AEK, Rivaldo, a sus indisimulables 35 años, es la referencia. El brasileño conserva la zurda que le dio prestigio. A balón parado, consiguió empatar el partido. Fue inútil. El Villarreal lo encarriló de nuevo.

El equipo de Pellegrini maduró el encuentro desde el inicio. Tocó y tocó sin prisa. Con cierta precisión, se aproximó una y otra vez a los dominios helenos hasta que Mavuba, internacional francés, centrocampista de contención, se descolgó en el área rival y marcó con calidad. Rivaldo cuestionó por unos breves instantes el triunfo. Pero Tomasson puso las cosas en el lugar correspondiente.

AEK ATENAS 1 - VILLARREAL 2

AEK: Macho; Silva, Geraldo, Papastahopoulos, Arruabarrena; Nsaliwa (Kafes, m. 46), Toszer; Kone (Manduca, m. 59), Rivaldo (Pappas, m. 81), Julio César; y Liberopoulus. No utilizados: Moretto; Dellas, Azcárate y Pliatsikas.

Villarreal: Diego López; Josemi, Fuentes, Cygan, Venta; Cazorla (Cani, m. 46), Bruno, Mavuba, Matías Fernández; Rossi (Guille Franco, m. 70) y Tomasson (Ángel, m. 88). No utilizados: Viera; Senna, Pirès y Nihat .

Goles: 0-1. M. 40. Mavuba. 1-1. M. 67. Rivaldo. 1-2. M. 69. Tomasson.

Árbitro: Gerald Lehner (Austria). Amonestó a Papastahopoulos, Kafes, Josemi y Diego López.

Unos 25.000 espectadores en el estadio Olímpico de Atenas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de diciembre de 2007