Madrid y Barcelona han superado en tres años a Benidorm en plazas de hotel

La joya de la corona de Benidorm, su planta hotelera, se ha estancado. En los últimos años no solo se ha paralizado la construcción de nuevos establecimientos sino que algunos, los más antiguos del casco urbano, han cerrado. Madrid y Barcelona han aprovechado la organización de grandes eventos para dar un impulso al sector turístico con la creación de miles de plazas hoteleras, un salto cuantitativo que ha hecho descender a Benidorm al tercer lugar del escalafón en la clasificación nacional que lideraba hace apenas tres años. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en septiembre de 2007 Madrid disponía de 67.135 plazas, Barcelona, 49.209 y Benidorm, 37.286. En esa lista aparece la población de Calvià (Palma de Mallorca) con 38.358 plazas, aunque esa planta no es estable, ya que invierno cierran 8.000 de esas plazas. Benidorm, no obstante, sigue líder entre las ciudades turísticas de sol y playa. De acuerdo con la estadística del INE, Benidorm acoge el 48% del turismo de la Comunidad Valenciana.

La patronal hotelera de Benidorm y Costa Blanca, Hosbec, interpreta el dato como una consecuencia de la "autorregulación natural de la oferta y la demanda", sin necesidad de aplicar la moratoria para nuevas infraestructuras que algunos pedían. "No hacen falta más plazas. El mercado se ha estabilizado", resume un portavoz, que quita dramatismo al relevo en el liderazgo. "Nos preocupa más el incremento de plazas en destinos emergentes de sol y playa que en las capitales españolas, ya que competimos por un turista diferente", asevera el mencionado portavoz.

Para el futuro existen pocos proyectos en marcha y Hosbec no contempla invertir la tendencia. El Barceló Terra Gardens aportará unas 600 plazas al entorno del parque Terra Mítica, y el hotel de la estación de autobuses, alrededor de 200. También en Terra Mítica está contemplada la construcción de otro gran complejo hotelero dentro de los 216.000 metros cuadrados adquiridos por el promotor Enrique Ortiz.

Benidorm contaba con 33.153 plazas hoteleras en el año 2000. Hosbec y la Generalitat impulsaron la renovación de la planta hotelera y la creación de grandes complejos hoteleros de cuatro y cinco estrellas, hasta alcanzar las 37.286 plazas actuales. Esta cifra récord situaba a la ciudad cerca del umbral de las 40.000 camas que se había planteado hace una década, cuando el Consell dio un impulso a la ciudad con la creación del parque temático Terra Mítica. Las 8.000 nuevas plazas fueron posibles tras la aplicación de bonificaciones urbanísticas a los empresarios en el conocido como premio hotelero, que les permitía descontar los metros comunes construidos en los edificios. La modificación puntual del planeamiento urbanístico se hizo con el condicionante de que los hoteles devolvieran en terrenos dotacionales al municipio los excesos autorizados, algo que todavía no se ha producido.

Hosbec ha solicitado ahora una nueva modificación puntual del PGOU con el fin de permitir que los hoteles del centro, pequeños y con escasas posibilidades de reforma, puedan transformarse en galerías comerciales o apartamentos. Fuentes de la patronal han indicado que su eliminación supondría un descenso "poco significativo" del número de plazas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 19 de diciembre de 2007.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50