Publicidad

La carrera hacia la Casa Blanca se juega en televisión

Los candidatos presidenciales de Estados Unidos se han gastado más de 17 millones de euros en anuncios

Los candidatos presidenciales de EE UU han gastado más de 25 millones de dólares (alrededor de 17 millones de euros) en anuncios televisivos desde principios de año. En la carrera hacia las primarias de enero, tanto republicanos como demócratas están utilizando la artillería pesada en unos anuncios que han resultado ser millonarios. Por ahora, un republicano, Mitt Romney, gana en inversión y en número de vídeos emitidos.

Ser el que más invierte no significa siempre ser el favorito

El ex gobernador de Massachusetts ha invertido en anuncios más de 6,8 millones de euros en lo que va de año, según un estudio de la consultora TNSMI / Campaign Media Analysis Group. De media, él sólo se ha gastado unos 58.000 euros al día. Su más directo competidor en las filas republicanas es el senador y veterano de guerra John McCain, que se ha gastado la, en comparación, "modesta" cifra de 205.000 euros.

Romney, mormón, casado desde hace 38 años y con 10 nietos, suele centrar sus anuncios en valores tradicionales. En uno de sus vídeos, La familia americana, presenta a su mujer, Ann, quien asegura que quiere para los niños americanos "la misma educación que le hemos dado a nuestros hijos". El candidato añade: "Es necesario tener un hogar donde se inculque la fe y el amor a nuestro país con determinación". Sobre las imágenes, sacadas del álbum de fotos familiar de los Romney, se imprimen las palabras: "No al aborto" o "Una América fuerte con familias fuertes". Al principio de la campaña de las primarias sus adversarios acusaron a Romney de estar a favor del aborto, algo que él ha negado. A pesar de que sí lo defendió en el pasado, en el debate organizado el mes pasado por YouTube y CNN dijo "haber evolucionado".

Sin embargo, ser el que más invierte no significa siempre ser el favorito. El candidato Mike Huckabee, pastor evangélico y antiguo gobernador de Arkansas, le ganaría la mano a Romney en Iowa, según las últimas encuestas. Huckabee, que no dispone de los fondos de sus competidores, ha decidido dejar el mensaje claro en Iowa. Emite pocos anuncios, pero en ellos deja muy claro que él es, ante todo, una persona religiosa y entiende a los campesinos y sus problemas. En su anuncio Creer, que se emite en Iowa desde hace unas semanas, asegura a los cuatro vientos: "Yo creo que la vida comienza con la concepción", acompañado por un granjero sonriente. "Y soy un hombre de fe", añade.

Entre los demócratas, es el senador Barak Obama quien más ha invertido en campañas de publicidad, pagando cuatro millones de dólares por la producción y emisión de anuncios. Muchos de ellos contienen alguna referencia indirecta a su más directa oponente, Hillary Clinton. En el vídeo Momento, Obama habla ante una audiencia casi exclusivamente femenina, el vivero de votos de Clinton: "No quiero repetir los próximos cuatro años los mismos errores de los noventa", en referencia a los años de los Clinton en la Casa Blanca.

El republicano al que en algún momento se vio como candidato con más posibilidades, el ex alcalde de Nueva York Rudolph Giuliani, decidió en un principio dejar de lado la televisión, lo que parece haber afectado a su valoración en las encuestas. Recientemente se vio forzado a emitir un anuncio de 30 segundos en New Hampshire, titulado Una hora. En él se ve a Giuliani jugando a ser Ronald Reagan.

Tanto Clinton como el ex gobernador de Nuevo México Bill Richardson han invertido menos que Obama: alrededor de 1,4 millones cada uno. Clinton se ha intentado sacudir la imagen de primera dama centrada sólo en el mundo burocrático de Washington. Emitió su primer anuncio en Iowa, un Estado eminentemente rural. "Si eres una madre soltera tratando de buscar cobertura sanitaria para tu bebé al alcance de tu bolsillo, eres invisible para este presidente, pero no para mí", dice en medio de un campo de maíz en Des Moines.

Mitt Romney, candidato republicano a la presidencia de EE UU.
Mitt Romney, candidato republicano a la presidencia de EE UU.AP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS