Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:15ª jornada de Liga

Agoniza el Levante

El Recreativo vence en Valencia y cierra una semana perfecta

El Levante pierde cuando lo merece y cuando no, como ayer. Es lo malo de ser el colista y estar azotado por las adversidades: los impagos del club a los jugadores, la pésima puntería de los delanteros, los regalos de los defensas y, ayer, el brazo-muelle de los jueces de línea, que le castigaron con diez fueras de juego. Algunos lo eran y otros no, pero entre unos y otros se fue perdiendo el ansia atacante de un Levante que buscó permanentemente un triunfo que evitara lo que sucedió: ser sepultado en la tabla, a 8 puntos de la salvación. Bien dirigido por Javi Fuego en el centro del campo, el conjunto granota probó con cierta frecuencia las manoplas de Sorrentino, pero le facilitó las cosas pifiando en los disparos una y otra vez.

LEVANTE 0 - RECREATIVO 2

Levante: Storari; Cirillo, Álvaro, Serrano, Rubiales (Courtois, m. 68); Juanma (Geijo, m. 46), Tommasi, Fuego, Savio; Riga y Riganò. No utilizados: Kujovic; Manolo, Berson, Pedro León y Saúl.

Recreativo: Sorrentino; Pampa Calvo (Quique Alvarez, m. 71), Cáceres, Bouzon, Poli; Martins, Jesús Vázquez, Aitor; Camuñas; Javi Guerrero (Barber, m. 85) y Sinama (Congo, m. 87). No utilizados: Barbosa; Bautista, Varela y Marquitos.

Goles: 0-1. M. 39. Camuñas. 0-2. M. 55. Jesús Vázquez.

Arbitro: Álvarez Izquierdo. Amonestó a Javi Guerrero.

Ciutat de València: 12.918 espectadores.

Tampoco se escondió el Recreativo, mucho más preciso en las dos áreas. El cuadro de Víctor Muñoz aprovechó los movimientos inteligentes de sus delanteros, Sinama y Camuñas especialmente. Y no se conformó con adelantarse en un momento en que no lo merecía, sino que siguió tratando de abrir distancias y lo logró en el arranque del segundo tiempo con un enroscado disparo de Jesús Vázquez desde fuera del área. El crédito de Víctor Muñoz sale disparado en el banquillo onubense en siete días perfectos para él y para su equipo: ganó primero al Zaragoza y ayer al Levante.

Tras las dos últimas victorias en casa, ante el Almería y el Betis, la hinchada granota albergaba esperanzas de que los éxitos en su estadio pudieran alimentar la esperanza de mantener la categoría. Ayer, sin embargo, la afición se marchó sin una gota de esperanza. Incluso De Biasi se unió a la ola de pesimismo: "Hemos perdonado tres buenas oportunidades. Nos ha faltado personalidad, determinación y calidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de diciembre de 2007