Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Publicidad

Manga ancha a los 'spots' televisivos

La Eurocámara flexibiliza la emisión de anuncios salvo los dirigidos a niños

La televisión abre de par en par la puerta a la publicidad. La nueva normativa comunitaria flexibiliza las limitaciones en vigor para permitir a los operadores emitir aún más anuncios.

La reforma de la directiva sobre Televisión sin Fronteras, aprobada ayer por el Parlamento Europeo, autoriza a los canales a interrumpir la programación cada 30 minutos durante la emisión de informativos y telefilmes. Hasta ahora, la separación entre bloques publicitarios era de 45 minutos.

Europa ha atendido las demandas de los operadores comerciales para que estas limitaciones no afecten a las películas, las series y los documentales, que podrán ser interrumpidas sin ningún tipo de restricción.

Sólo los programas dirigidos al público infantil gozan de una especial protección, que no podrán ser cortados si duran menos de 30 minutos. También están a salvo del llamado product placement (emplazamiento de producto), es decir, la colocación de marcas comerciales de manera visible dentro de un programa. Esta fórmula, que reporta pingües beneficios, es especialmente utilizada en series y programas de entretenimiento.

La UE ha dejado en manos de las televisiones el autocontrol de determinados anuncios que pudieran incitar a la obesidad de los menores. En concreto, aquellos que promocionen alimentos y bebidas con altos niveles de grasas y azúcares.

Pese a que el Parlamento Europeo ha limado algunas restricciones, las televisiones no podrán emitir a lo largo del día más de 12 minutos de publicidad por hora de emisión (el 20% del total de la emisión).

Los Estados de la UE tienen un plazo de dos años para adaptar su legislación a la nueva directiva de Televisión sin Fronteras. Mientras tanto estará operativo el actual marco audiovisual, tal y como ha subrayado la comisaria Viviane Reding. Ante los diputados de la Comisión de Cultura de la Eurocámara anunció que Bruselas ha iniciado un "procedimiento de infracción contra España por sobrepasar el tiempo de publicidad". Reding dejó claro que no va a tolerar que se incumpla el actual marco legal europeo hasta que entre en vigor la nueva ley.

El eurodiputado de CiU Ignasi Guardans destacó los efectos de la normativa en cuanto a la protección de los derechos de los consumidores y los niños. Acaba con "la ley de la selva" y dota a los Veintisiete de un marco común en el ámbito audiovisual. "Los Estados tienen ahora la gran responsabilidad de hacer una buena transposición de esta directiva", dijo Guardans. Para garantizar su cumplimiento apeló a los consejos audiovisuales e instó a los países que carecen de esta autoridad (es el caso de España) a su creación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de noviembre de 2007