_
_
_
_

Touriño anuncia la exención del impuesto de sucesiones

El presidente de la Xunta acusa al PP de provocar la "anorexia" municipal

La Xunta aprobará en el primer semestre de 2008 el proyecto de ley que reformará el impuesto de sucesiones y donaciones, y que supondrá la exención fiscal para la gran mayoría de las herencias. A la promesa avanzada por el Gobierno gallego le puso fecha ayer el presidente Emilio Pérez Touriño: será en el primer semestre del año próximo, horizonte en el que la Xunta trasladará al Parlamento su propuesta fiscal.

Las propuestas de Feijóo "salen de la cocina de Génova", dice el presidente
La Fegampo y la Xunta apuestan por un nuevo impulso para el Pacto Local

"Esa es nuestra política fiscal", alardeó el titular de la Xunta, que contrapuso esta iniciativa con las rebajas impositivas que promueve el Partido Popular, singularmente, la que pretende recortar los impuestos en los ayuntamientos, y que según Touriño conduce a la "anorexia financiera" de las haciendas locales. Ello, en el caso de que la promesa del PP fuera "mínimamente creíble y ejecutable". "Que no lo es", agregó.

El anuncio de las exenciones y la crítica a la propuesta de los populares los realizó Touriño en presencia del nuevo presidente de la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp), el alcalde socialista de Ames, Carlos Fernández. El representante de los ayuntamientos gallegos, elegido en la asamblea del pasado jueves, se sumó a las críticas de Touriño y opinó que la rebaja fiscal defendida por el líder del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, "choca con la realidad" y dejaría a los ayuntamientos pequeños "en una situación débil".

Tras la primera entrevista de Carlos Fernández con Pérez Touriño, el jefe del Ejecutivo gallego evitó explayarse sobre la reforma de las haciendas locales que anunció en su discurso de la asamblea de la Fegamp. Habrá una reforma financiera de ámbito estatal, que deberá atender la dispersión de la población y los costes de los servicios, y otra autonómica, que está "pendiente de revisión del propio sistema de financiación" y que se abordará "en la próxima legislatura en España".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Más explícito se mostró Touriño respecto a las propuestas fiscales del PP. Al anunciarlas, se rodeó Feijóo de los portavoces de su partido en las grandes ciudades gallegas, "todos ellos en la oposición", precisó el presidente de la Xunta. Se trata de una propuesta "claramente relacionada" con las exenciones del IRPF prometidas por el presidente popular, Mariano Rajoy, y todas "salen de la cocina de Génova", en referencia a la sede del PP.

Todo ello, en medio de la "efervescencia de la mera oportunidad electoral y del nerviosismo de quien no tiene la responsabilidad de gobernar". "Sólo desde la irresponsabilidad se puede uno permitir plantear cosas que no resultan ejecutables", agregó Touriño.

El alcalde de Ames recordó que su gobierno municipal acaba de sacar adelante una subida impositiva para 2008 igual al IPC, y que lo hizo por unanimidad, por lo que se preguntó por qué el PP mantiene en los ayuntamientos posturas distintas de la defendida por Núñez Feijóo.

En la reunión, Touriño y Fernández acordaron la necesidad de potenciar el Pacto Local firmado por la Fegamp y la Xunta en enero de 2006, y que "necesita ahora de un nuevo impulso", reconoció el presidente del Gobierno gallego. Dicho pacto supone una aportación adicional para los ayuntamientos gallegos de seis millones de euros anuales, y significa la asunción por la Xunta de gastos de servicios que prestan los ayuntamientos aunque entran en la esfera de las competencias autonómicas, como la enseñanza o los servicios sociales.

Carlos Fernández consideró "contraproducente" reclamar a la Xunta un fondo adicional de cooperación en el Pacto Local para, a continuación, "hacer una política contraria" en los ayuntamientos. "También hay que decir que desde los municipios no estamos sometiendo a los vecinos a un esfuerzo fiscal criticable". El presidente de la federación municipalista calificó el Pacto Local de "hoja de ruta" para los próximos años, puesto que los ayuntamientos presentan "unas necesidades de financiación muy importantes", derivadas de la prestación de servicios.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_