Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"¿Hay alguien en el Barça?"

Rijkaard entrena en la intimidad por la masiva deserción en la plantilla azulgrana, incluidos lesionados como Eto'o y Márquez

El pasado sábado, por la mañana, un empleado del Barcelona entró en el vestuario que ocupan a diario los jugadores del primer equipo en el Camp Nou, extrañamente vacío. "¿Hay alguien?", preguntó. No hubo respuesta. Deco estaba en el gimnasio, con los recuperadores. No había nadie más en el vestuario. El panorama ha sido tan desolador durante la última semana en el campo de entrenamiento que el pasado jueves se dio un caso inaudito: sólo se ejercitaron Valdés y Jorquera. Por el gimnasio, desde el partido de Copa contra el Alcoyano, han pasado Oleguer, que no está seleccionado; Gudjohnsen, que renunció a jugar con Islandia; Sylvinho y los lesionados Edmilson, Gio y Deco. Eto'o, que sigue en recuperación, regresó ayer de Francfort. El delantero se marchó el viernes a Alemania para acudir, lesionado pero como capitán, a una cita de la selección de Camerún con el nuevo responsable del equipo, el alemán Otto Pfifter. También Touré Yaya se fue con Costa de Marfil, convocado en el sur de Francia por Uli Stielike. El mediocentro ha vuelto y en el vestuario sigue habiendo muchas ausencias: Abidal, Thuram y Henry siguen en París, Zambrotta convocado con Italia y Messi y Milito con Argentina. Y, por supuesto, falta Ronaldinho.

Ronaldinho jugó los 90 minutos con Brasil pese a sus problemas físicos

El pasado jueves se dio un caso insólito: sólo ensayaron Valdés y Jorquera

Se cumplen dos años de la tarde en que el brasileño puso el Bernabéu a sus pies. Cada paso que da es motivo de controversia en el Barça, acostumbrado a vivir según palpite el gaucho desde hace cinco años. Ronaldinho se incorporó hace una semana a la cita con su selección con un parte médico del Barcelona en el que se alertaba a los médicos de la Confederación Brasileña (CBF) del estado de su tobillo. Los médicos del Barça aconsejaban a la CBF cuidarlo. Se entrenó 23 minutos el sábado y el domingo jugó los 90 del partido contra Perú. Se espera que lo haga mañana contra Colombia. "Tenemos excelentes relaciones con la Confederación Brasileña y estamos seguros de que habrán hecho lo mejor para el jugador", aseguró Joan Laporta, el presidente, desde Buenos Aires.

El viaje institucional del Barcelona a la capital de Argentina también ha vaciado las oficinas. Además de Laporta, viajó Albert Perrín, directivo responsable de temas institucionales, y Txiki Begiristain, director deportivo. El viaje atiende tanto a las ganas de Begiristain por ver cómo funciona la ciudad deportiva que ha puesto en marcha el Barça en Luján como a las de Laporta por responder a la invitación de Mauricio Macri para su fiesta de despedida como presidente del Boca Juniors. "Somos excelentes amigos y me ha dado grandes consejos", ha dicho Laporta del próximo alcalde de Buenos Aires. Begiristain estará el miércoles en São Paulo asistiendo al Brasil-Colombia. Se unirá a la expedición Ferran Soriano, vicepresidente económico, que hoy pronunciará una conferencia en la sede del Corinthians.

Vacíos los despachos, la actividad en el campo de La Masía mejoró notablemente ayer. Ocho jugadores realizaron un entrenamiento de carga, entre ellos Bojan, de vuelta de la sub 21 y Márquez. La ausencia del mexicano en la última semana ha molestado en algunos estamentos del club y sorprendido en otros. Lleva Márquez más horas de baja que a disposición del entrenador y, en una semana que podía seguir el plan especial confeccionado por el cuerpo médico, Rijkaard le dio permiso para "asuntos particulares", según justificaron en el club en ausencia de Begiristain. El jugador lo aprovechó para viajar a México el viernes y grabar un anuncio. Ayer, de vuelta, paró en Madrid y grabó otro. "Si tenía permiso es porque el que se lo dio consideró que lo necesitaba", se extrañó Oleguer ante el revuelo.

El Barça ha vuelto, al menos, a los entrenamientos y entre quienes se reincorporaron se encuentra Deco. El portugués ha empezado a realizar ejercicios, en el campo y junto a un recuperador para completar la recuperación de la rotura miotendinosa que sufrió en el aductor de la pierna izquierda hace un mes. "Seguimos siendo más jefes que indios", bromean en el staff de Rijkaard. En los despachos solo hay indios. Los jefes están en Suramérica. Vuelven el jueves o el viernes con Ronaldinho.

A veces parece que en el Camp Nou sólo se trabaja cuando hay partido; en caso contrario, manda la agenda particular del jugador o de su selección y la vida en el club es escasa, incluso en el caso de los lesionados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de noviembre de 2007