Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallada muerta una joven desaparecida en Lanzarote

La policía interroga al padrastro de la víctima

El cuerpo de la joven dominicana de 18 años Yuliza Pérez, desaparecida desde el pasado jueves, fue hallado ayer sin vida y semienterrado apresuradamente en el borde de un camino de tierra que conduce al vertedero de Argana Alta, en Arrecife de Lanzarote. El principal sospechoso del crimen es su padrastro, Antonio Ferrer, que tuvo que ser trasladado a comisaría porque varios vecinos intentaron agredirle ayer por la tarde. La policía le tomaba declaración a última hora de ayer.

"Que lo maten, que lo maten", gritaban varias mujeres de la misma nacionalidad que la fallecida a las puertas de su domicilio. La tensión se fue incrementando hasta el punto de que la policía tuvo que emplearse con violencia contra un grupo de familiares y vecinos que intentaban agredir a Ferrer.

Desde un primer momento, las investigaciones se centraron en el entorno familiar de Yuliza, que vivía desde hace seis meses en la isla con su madre. Ésta había llegado a Arrecife hace nueve años, ocho de los cuales ha convivido con Antonio Ferrer, albañil de profesión.

La madre de Yuliza se encontraba ayer en otra isla, la de Gran Canaria, adonde había acudido a un programa de televisión. Al enterarse de la noticia, se desvaneció y tuvo que ser trasladada al hospital.

Varios vecinos habían alertado del cambio de conducta del padrastro los últimos días; apenas salía de casa, y el viernes, tras hacer un llamamiento para la búsqueda de Yuliza en una televisión local, se volvió a encerrar y no participó en las labores de rastreo. De hecho, ayer, mientras se conocía el hallazgo del cadáver, algunas personas vieron a Antonio Ferrer salir de su casa, supuestamente a cobrar 500 euros de un trabajo que había acabado recientemente. Algunas personas que le vieron aseguraban que tenía rasguños en la cara y en un brazo.

Clubes de alterne

El delegado del Gobierno en Canarias, José Segura, explicó que la búsqueda de Yuliza se centró en áreas del núcleo urbano, como clubes de alterne, discotecas y las zonas habitadas por la importante comunidad latinoamericana de la isla. Otra unidad seguía los rastros del móvil de la muchacha y las conversaciones en distintos foros de Internet que frecuentaba. Los agentes también registraron a fondo el vertedero de basuras de Argana Alta el pasado fin de semana, sin encontrar ninguna pista que les condujera hasta ella. Fue un vecino, que paseaba con sus perros ayer por la mañana, quien encontró en un terraplén de acceso a ese mismo vertedero, el cuerpo semienterrado de la joven.

Fuentes de la investigación aseguraron ayer por la tarde que no descartaban aún "ninguna hipótesis" sobre el suceso, en caso de que no quedara demostrada la autoría o participación de su padrastro.

La Delegación de Gobierno en Canarias ha reforzado policialmente las islas ante la gravedad de los hechos y la sensibilidad que existe actualmente en el Archipiélago tras las desapariciones, aún no resueltas, de los niños Yeremi Vargas y Sara Morales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de noviembre de 2007