Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey celebra el auge de las relaciones con Eslovaquia

El rey Juan Carlos alabó anoche el desarrollo que las relaciones entre España y Eslovaquia han experimentado sobre todo desde su ingreso en la UE, el 1 de enero de 2004. "Pero aún queda mucho por hacer", añadió el jefe del Estado, durante el brindis que pronunció en la cena de gala que ofreció al presidente eslovaco, Ivan Gasparovic.

Con un mercado de apenas cinco millones y medio de habitantes, el Estado meridional surgido en 1993 de la disolución de Checoslovaquia ofrece unas perspectivas necesariamente limitadas para las empresas españolas, que han invertido en él algo menos de 55 millones de euros y exportaron 428 millones de euros en 2006.

No obstante, las elevadas tasas de crecimiento, superiores al 8%, y el auge de la automoción, con nuevas fábricas de Peugeot y Kia, atraen a los fabricantes de accesorios, a los de energías alternativas y a los constructores de infraestructuras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de octubre de 2007