Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un incendio provocado quema la puerta de las Descalzas

"Damos gracias a Dios porque sólo se ha quemado la puerta de la iglesia por su interior". Así resumió María de la Luz, abadesa del monasterio madrileño de las Descalzas Reales, el incendio provocado a las cinco de la mañana de ayer en la puerta de la iglesia del convento que regenta, en la plaza del mismo nombre. En su interior viven 19 monjas y dos postulantes, que a esa hora dormían. Dos religiosas, María del Pilar y Celina, que acudieron poco después al coro, fueron asistidas de trastornos leves causados por la masa de humo generada por la combustión del líquido inflamable, introducido por un desconocido bajo la puerta del templo y que ardió velozmente. El incendio subsiguiente quemó el centro de la puerta casetonada de la iglesia, ahumó el sotocoro monacal y el dintel externo y llenó de hollín parte del templo.

El limpiador de un estacionamiento cercano avisó a los bomberos, que llegaron en siete minutos y sofocaron las llamas. También se disparó la alarma conectada con el palacio Real. Fundado en 1559, el monasterio es la principal joya barroca de Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de octubre de 2007